Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Memorias

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

BTT Parque Natural de los Cerros (Alcalá de Henares)

domingo, 5 de noviembre de 2017

¡Amanece un día radiante! Nubes de algodón decoran un hermoso cielo azul a pesar de las fechas. En los días previos a la salida la amenaza fundamental era la lluvia, ya que al ser arcilloso el suelo del parque podría convertirlo en un barrizal intransitable. Y efectivamente justo el día anterior la lluvia cayó, pero en la cantidad necesaria para compactar un terreno que, debido a la sequía tremenda, se había transformado en un suelo de arenisca “especial derrapes”.

Humedecido con esa poca agua, nuestras ruedas se adherían al suelo con más seguridad y el cielo se nos presentaba más azul, el paisaje más nítido…nuestras caras más luminosas. Las temperaturas suaves (19º máxima y 11º mínima) nos permitieron incluso la manga corta.

Nos reunimos trece ciclistas en la Plaza de la Juventud a las 9:00 horas de la mañana. El día anterior adelantamos en media hora la salida para poder planificar y preparar mejor la ruta. Algun@s vienen agrupados en coches particulares otr@s optaron por venir en tren. Somos cuatro mujeres y nueve hombres (participación femenina del 30,8%).

Iniciamos la ruta a las 10:00 horas, tras indicaciones y preparación previa. Rodamos paralelos al río Henares por una pista de tierra -el llamado "Corredor Ecofluvial del Río Henares"-. El tramo inicial de 15 minutos no presenta ninguna dificultad, es de muy agradable paisaje arbolado y viene estupendo “para calentar”, hasta que llegamos al tramo conocido como “la Jungla” donde empezamos a prestar atención por la estrechez del sendero, lo sinuoso del mismo y porque como su nombre indica, es necesario esquivar árboles, juncos y otras hierbas que se abalanzan hacia las y los ciclistas. Comienza la diversión…toboganes y curvas cerradas ¡¡Vamos despertando!!

Tras un tramo de pista de arena comenzamos, en considerable subida, nuestro camino en dirección a Los Santos de la Humosa. Una vez allí tras casi una hora de pedaleo y dos rampas imponentes por pista, hacemos un descanso para reponer energía con alguna barrita energética y reponemos líquidos en la fuente cercana a la plaza de toros. 

Saliendo de Los Santos, la siguiente parada es el mirador del Pico Peñabermeja, al que llegamos empezando a sacar la lengua. Empezamos a reunificar grupo porque la inclinación de las cuestas empieza a generar distancias, a pesar de que todo el grupo es bastante homogéneo y tod@s absolutamente solventes.

Tras disfrutar de las vistas, y hacer un tramo de pequeña “trialerilla” de bajada, nos encontramos con “la Cuesta Imposible" donde servidora y un@s cuant@s nos bajamos de la bici con la cabeza muy alta. Sí debo decir que vi pasar a mi lado a Chinto, quien no se bajó en ningún momento de la bici y lo subió todo de un tirón a pesar del merecido nombre de la cuestecita. También podría llamarse “la pared”, la verdad. La dificultad de su ascenso también radica en las características del terreno: mucha arenisca, piedras y algunas brechas. 

En la bajada entre Peña Bermeja y el Ecce Homo se producen las dos primeras caídas. Una por derrape (el suelo es una pista de minúsculas canicas) y la otra mía al meter la rueda en una de las múltiples brechas de ese tramo. Quedo algo dolorida en “salva sea la parte” pero afortunadamente me retiro pronto para evitar que choquen los que van detrás. 

Se atraviesan varias zonas de pinar, muy agradables, y con unos senderos divertidos hasta iniciar la subida al Ecce Homo. Todo un reto que algunos valientes se atrevieron a realizar. En la bajada desde la plataforma se produce la tercera caída, aunque sin gravedad.

 

Llegamos al "Sendero de los Lagartos"... este yo creo que fue el momento de mayor adrenalina y disfrute…es una gozada de 800m de sendero en ligero descenso con curvas muy cerradas, toboganes, peraltes. Hago recuento de muuuchas caritas sonrientes y ojos brillantes…jejeje …sabía que no os dejaría indiferentes…. 

En las Crestas de la Hondonada volvemos a rescatar la adrenalina al salvar 500 metros de barranco en altura a nuestra derecha por senda muy estrecha, con peralte y brecha en algún punto. Propongo bajar de la bici para realizarlo pero todas y todos deciden retarse subidos en ella. Este tramo de recorrido tiene una especial belleza que no nos podíamos perder. Se produce otra caída en este lugar al ir demasiado próximos un ciclista de otro, pero afortunadamente no tiene consecuencias graves. 

Y la ruta finaliza con un recuento de 5 caídas que no tienen consecuencias graves, aunque sí algún dolor de costillas y erosión en brazo y “culete”. 

Debido a que el Parque Natural es un laberinto cosido de caminos que llevan a distintos lugares, en los que es fácil extraviarse a pesar de llevar GPS, que no hay cobertura de móvil en gran parte del recorrido, que hay multitud de curvas y zonas de abundante vegetación que hacen perder de vista al resto de l@s ciclistas en pocos metros,  y debido también a que parte de una zona del barranco se desplomó unos pocos meses antes por la sequía (haciéndose en ese punto especialmente arriesgado) me pareció muy oportuno buscar el apoyo de varios coordinadores entre los participantes -para grupos de personas según diferentes ritmos-, para garantizar la seguridad de tod@s l@s participantes: Fer S., Paco M., Chinto y Raulito que lo hicieron pero que muy bien. También vi adecuado llevar 5 transmisores, que realmente hicieron su función. Gracias Boni por tu disponibilidad. 

Y finalmente, para terminar de hacer un encuentro redondo, nos fuimos a comer a un bar próximo al final del recorrido con terraza cubierta, desde la que tuvimos a la vista nuestras bicis. Allí dimos cuenta, como leones y leonas de excelentes raciones y platos combinados. 

Termino haciendo destacar:

1.- Gracias a Fer S., por toda tu ayuda en el diseño de un recorrido que sacó el máximo partido al Parque Natural tanto en disfrute, como en paisaje. La ruta fue variando a cada tramo y cada tramo tuvo gran atractivo e interés. Gracias también por tu ayuda con el track, mapas, así como por participar muy activamente en la coordinación de la seguridad del grupo junto con Chinto, Raúl y Paco Maldonado, evitando que más de un@ se perdiera y descolgara del grupo. 

2.-Gracias a Chinto, por tus sabias y acertadas aportaciones técnicas y consejos y por la broma de itinerario barranco vertical abajo que montaste antes de llegar a las Crestas de la Hondonada. Gracias también, Juan Antonio H. a por seguir la broma con tanta naturalidad y entrega. ¡Me pusiste los pelos de punta! lo que nos pudimos reír, “para habernos matao”, jaja. 

3.- Gracias a Paco M., y Jorge G. por acompañarme a inspeccionar itinerario con recorridos previos al día de la ruta. 

4.- Gracias a Raulito por ayudar en la coordinación de la seguridad. Y por la alegría que siempre te acompaña. 

5.- Gracias a tod@s l@s participantes por esta estupenda jornada ciclista en la que pese a las caídas, todo fue “sobre ruedas” y por permitirme descubriros un Parque Natural sorprendente y juguetón absolutamente desconocido para casi tod@s. La satisfación que me dio veros a todas y todos disfrutar como niñ@s, el “buen rollo”, la buena disposición, las ganas y la alegría hizo que todos los esfuerzos merecieran sobradamente la pena. Un placer amig@s y espero volver a veros en la siguiente convocatoria.

¡Míralos que hermos@s! jeje;)                                                                                                         Coordinadora: Maribel Olmos