Sierra de Gata. Homenaje a Juan Gallego Bacas.

 

 

A.D. Grupo de Montaña PEGASO

Montañismo

Sierra de Gata

Homenaje a Juan Gallego Bacas

12 a 14 de abril de 2024

 

 

 

 

   

 

DATOS PRINCIPALES

Fecha: Del 12 al 14 de abril de 2024

Lugar de realización: Moraleja, San Martin de Trevejo y Gata

Número de participantes: 57

Transporte: Autocar y vehículos particulares

Alojamiento: Hotel La Encomienda.

Coordinadores: Adela Herrera González y José Luis Sanz Zapata 

 

Descripción de la actividad:

Hemos querido tejer la memoria dejando un paréntesis para las líneas de quienes participaron en esta actividad y en este descuido, nos la han escrito. Las aportaciones prácticamente hacen innecesario cualquier otro texto.

Actividad realizada por 57 montañeros, 40% mujeres y 60% hombres, todos federados o con seguros personales o de actividad. Licencias de montaña 52.

Caído del cielo o Preámbulo:

“Desde el momento en que me uní a este grupo de montañeros, supe que iba a tener experiencias enriquecedoras, y así fue. La organización perfecta me dejó impresionada. Todo estaba meticulosamente planeado. Cada detalle había sido cuidadosamente considerado, lo que me brindaba una sensación de seguridad y confianza.

Sin embargo, lo que más me sorprendió fue la calidez humana que emanaba de los miembros del grupo. Desde los veteranos hasta los recién llegados como yo, todos me recibieron con los brazos abiertos y una sonrisa amistosa.

Las conversaciones que surgían durante las travesías eran variadas. Desde anécdotas divertidas hasta reflexiones profundas sobre la vida y la naturaleza, cada interacción enriquecía mi experiencia y me ayudaba a conectar con mis compañeros de viaje de una manera única y significativa.

Pero lo que más me cautivó fue la experiencia misma de recorrer las rutas de senderismo en la majestuosa Sierra de Gata, en concreto la del domingo.

Desde el Puerto de Santa Clara hasta Jálama y el Teso Santa María, cada sendero era un regalo para los sentidos. Cruzar riachuelos cristalinos que serpentean entre rocas cubiertas de musgo, adentrarse en bosques de castaños cuyas hojas susurraban historias ancestrales, y maravillarse ante la exuberante vegetación que pintaba de verde intenso cada rincón del paisaje.

Cada paso era un descubrimiento, cada mirada una fotografía que quedaba grabada en mi memoria para siempre. Y mientras ascendíamos hacia las alturas, dejando atrás el bullicio del mundo moderno, sentía una profunda conexión con la naturaleza y con aquellos que compartían esta aventura conmigo. En la Sierra de Gata, encontré mucho más que montañas; encontré un refugio para el alma y un hogar entre amigos, donde cada paso era un paso hacia la plenitud y la felicidad”.

Mónica Romojaro Martínez

Viernes 12 de abril

Iniciamos la actividad en la parada del autocar en Canillejas, siempre con las caras de ilusión por una nueva “aventura”, un reencuentro, a veces tras largos meses y otras tras pocos días, pero realmente los abrazos de las primeras caras siempre son cálidos, llenan el espacio que durante días quedó vacío, los saludos a los nuevos participantes, Mónica, Virginia, Enrique… reconfortan la juventud y renovación del Club. Recogemos a los compis que esperaron en Alcorcón y continuamos carretera tras un retraso de media hora por el embotellamiento. Con la recepción del hotel ya preparada días antes, debido a lo apretado del horario para la cena y al conocido retraso en la salida de Madrid, llegamos algo comprometidos a Moraleja, pero, por la estupenda disposición de Francisco, director del hotel La Encomienda, que nos espera en la entrada del pueblo y nos acompaña al hotel y restaurante, conseguimos garantizar el descanso para la dura jornada que a casi a la mitad de los participantes espera en las tres sierras del sábado. Descanso que agradecerán los más de mil metros de ascensión del nivel medio, tras disfrutar del castañar de los Ojestos.

Sábado 13 de octubre:

Tras sortear el momento desayuno con dignidad y buena disposición de los y las participantes, “en hora”, subimos al bus en dirección a San Martín de Trevejo, calificado como unos de los pueblos más bonitos de España y de donde parten las excursiones media y larga. La corta sigue su camino en autobús hasta el puerto de Santa Clara. Comenzamos la excursión paseando por las bonitas calles del pueblo por las que discurre el agua por canales, llegando hasta su Plaza Mayor y desde ahí los que nos han acompañado y que han decidido hacer la excursión larga se despiden. El día deparaba un duro recorrido tras sus más de 27 Km y sus 1.500 metros a superar en la opción larga. La media no estaba muy atrás, 21 Km y 1100 metros. Seguro que para los 50 que iniciaron aquí los primeros pasos del día, lo importante estaba por venir.

Opción Larga:

“Nos toca el segundo turno del desayuno y desde nuestro apartamento nos dirigimos al hotel, que es donde desayunaremos todos. El volumen de las conversaciones del primer turno de desayuno se escucha por encima de los trinos de los pájaros mañaneros, probablemente despertando a más de un lugareño. Pero es el contra que tiene desayunar sesenta personas al aire libre en la terraza del hotel, con un tiempo fantástico. Los coordinadores han acordado adelantar un poco la hora del desayuno, hecho que facilita la logística, consiguiendo que, casi puntualmente, a las 8:35 el autobús se ponga en marcha hacia el inicio de la ruta en el pueblo de San Martin de Trevejo.

Solo 5 personas quedan en el bus para hacer la ruta corta desde El Puerto de Santa Clara, mientras que el resto nos ponemos las botas y comenzamos a caminar. Nada más empezar a andar me doy cuenta de que estamos yendo en dirección contraria a nuestro track. Pregunto al compañero que llevo al lado y me comenta que han decidido visitar el pueblo. Yo no estoy para esos “dispendios“ pues se avecinan 27 km que tendremos que completar en menos de nueve horas para no hacer esperar al autobús, así que informo por la radio a los más adelantados de que me ahorro la visita turística y desando los pasos en la dirección correcta.

Caminos delimitados por vallas de piedra, tupidos de vegetación por la falta de uso, me retraen a mis andanzas infantiles y juveniles en el pueblo. Pronto encuentro a otro compañero que también ha convalidado el paseo por el pueblo, y juntos vamos buscando el paso por alguna finca privada hasta llegar a la carretera (CC-123) y nuestro primer repecho de monte “a través”.

Se trata de una zona con grandes piedras, retamas y jaras, que ocasiona que tengamos que zigzaguear en busca del paso, sirviéndonos del track únicamente para orientarnos en la dirección a tomar. En este tramo poco forestado vemos que el grupo principal ya nos alcanza, pero estamos muy ocupados buscándonos la vida para echarles cuenta. Nuestro grupo de cabeza de dos personas se divide buscando la mejor opción individualmente, mientras los otros diecisiete compañeros siguen más abajo y harán lo propio llegados a nuestra altura.

Alternamos otro tramo de atravesar pequeñas fincas delimitadas por vallas de piedra que tenemos que saltar, aprovechando tramos de senderos dibujados probablemente por el ganado, resguardados por los robles cuyas hojas caídas alfombran y mullen el terreno.

Por fin llegamos al último canchal antes de la cuerda. De nuevo sin traza de camino, sin sombra, y bastante vertical. Me alegro enormemente de no tener que subir por aquí a medio día, con el sol castigando.

Paso un poco de calor, pero rápidamente llego a la cuerda de la sierra de Eljas, donde la pendiente se suaviza dramáticamente y además corre el aire. Hace un buen rato que he perdido de vista a los compañeros y observo sola el panorama, mientras sigo andando en previsión de que pronto me alcancen los rapidillos que van detrás.

A partir de aquí los trazos de camino son mucho más evidentes, y ya no habrá pérdida posible en lo que queda de ruta.

El track hace varios desvíos para subir a rocas que no aportan mucho más que las vistas de la propia cuerda. El paisaje es muy parecido al de nuestra Pedriza, y recuerda especialmente a la zona de los Siete Picos, con las grandes masas graníticas a nuestro alrededor.

Me sorprende llegar a las Torres de Fernán sin que mis compañeros me hayan alcanzado. Pero los continuos mensajes a través de la emisora nos mantienen informados sobre la posición mutua. La calima es visible en todas las direcciones, presagiando varios días de tiempo estable.

Me parece escuchar voces, pero no aparece nadie, así que continúo la ruta desandando un poco el camino por el que he subido y rodeando el promontorio por su parte norte, ya en bajada, buscando la senda que aprecié claramente desde la cima.

A punto de desaparecer en el horizonte, por fin llegan los primeros del grupo que va detrás a las Torres de Fernán, y me saludan desde el alto.

Un poco más adelante, continuando el track, me sorprende un paso en el que hay que echar las manos para bajar, que no cuadra para nada con el resto del camino que podríamos calificar de senderista.

La sencillez de la ruta favorece que mi atención se desvíe hacia pensamientos relacionados con el motivo del viaje, el homenaje al compañero, la suerte, y esa dimensión que da sentido a todo en el universo: el paso del tiempo. Uys, que me pongo filósofa… jajaja…

Las lluvias recientes han pintado de verde esmeralda el paisaje… No hay coches que ensucien el silencio. La temperatura, con las ráfagas de aire fresco, es magnífica. Debo reconocer que he disfrutado enormemente de este primer tramo de ruta.

Últimos metros muy cómodos hasta el Puerto de Santa Clara, donde se encuentra nuestro autobús que esperará hasta las 13:00h, en previsión de posibles abandonos. Sin que mis compañeros (que me pisan los talones), hayan llegado a alcanzarme, me incorporo al recorrido común para las tres opciones planificadas, que ya relatará otro compañero”

Esther Pérez Morales

“El sábado 14 de abril, el grupo de montaña Pegaso, realizó una ruta desde San Martin de Trevejo hasta el Puerto de Perales, ofreciendo tres opciones de dificultad. En mi caso realicé la opción más larga:

San Martín de Trevejo – Cancho del Cuervo – Torres de Fernán – Pto. S. Martín – Pico Jálama – Cerro La Pizarra – Teso S. María – Pto. Perales 27 Km / / +1508m / -1208m MIDE: 4/3/3/4

En este caso la salida y la ruta en si estaba cargada de significado, debido al homenaje realizado el mismo día a Juan Gallego, quien habría estado preparando junto con Alpiste la salida por la zona.

San Martín de Trevejo es un pequeño pueblo de la comarca de la Sierra de Gata, catalogado como uno de Los Pueblos más Bonitos de España.

Tras un pequeño paseo por el pueblo, comenzamos la ruta en la parte baja del mismo. La ruta transcurre inicialmente por un camino pegado a la carretera que poco a poco se va separando a la derecha para comenzar un ascenso por una ladera de piedra, un comienzo sin duda exigente muestra de lo que nos espera el resto del camino. La subida hasta Torres de Fernán, resulta, a mi entender agradable, con zonas rocosas, y arboladas, únicamente destacar como punto negativo la necesidad de atravesar varios cierres de fincas.

Desde Torres de Fernán hasta el Pico Jálama, se pasa por distintas zonas, inicialmente más rocosas hasta llegar al Puerto Santa Clara, para tomar un corta fuegos, para desembocar en una pista, desde la que tomaremos un camino que atraviesa una zona boscosa, y finalmente comenzar la subida al Pico Jálama. Aunque se agradece la sombra que ofrece la zona más frondosa, los distintos matorrales (brezo principalmente) hacen que nos tengamos que abrir paso por el camino.

Una vez alcanzado el Pico, donde recuperamos un poco de fuerzas comiendo algo, comienza el descenso desde el mismo por pista, fundamentalmente. El último tramo de la ruta discurre por una pista con suaves ascensos y descensos hasta el final de la misma, con un pequeño desvío al mirador de la Cervigona. Esta pista, de unos 8 km, aunque sencilla, se acaba haciendo algo pesada, considerando especialmente la falta de sombra y las condiciones climatológicas del día.

Finalizamos la ruta, conforme a los tiempos programados, llegando a Moraleja con tiempo suficiente para acudir al precioso homenaje a Juan Gallego, sin duda muy presente durante todo el fin de semana en la memoria de muchos.

Personalmente, como socia antigua, pero poco habitual de la ruta, no conocía a Juan, por lo que debo admitir que inicialmente la idea de apuntarme a la salida me resultaba algo difícil, dado que sentía que estaba quitando la posibilidad a alguien más cercano a Juan a apuntarse a la misma, y acudir al homenaje.

He de decir, que el homenaje me permitió conocer mejor quién era Juan, lamentando no haber tenido la oportunidad de coincidir más con él. También añadir que, como en todas las salidas con el grupo, me he sentido acogida y parte del grupo. Os doy las gracias a todos por ello.

Finalmente agradecer a Adela y Zapata la organización de la salida, y a Zapata el haber confiado en mi al pedirme escribir parte de la memoria del club”.

Pilar Montero Montes

 

La ruta del sábado empezó con un acto de valentía por nuestra parte, ya que hubo una gran tentación de quedarse en el inicio. Esas terrazas de la plaza del pueblo nos llamaban, sin embargo, rápidamente lo combatieron nuestras ganas de conocer esas montañas de las que era Bacas y dejar el disfrute de las cervezas como recompensa para otro momento.

El comienzo fue muy agradable entre castaños, pero a medida que subíamos, nos daba miedo salir al descubierto donde el sol ya pega fuerte y está esperándonos un bonito cortafuegos.

Tuvimos la suerte de ser salvados por alguien que conocía el terreno. Nos indicó otro camino alternativo más llevadero, con sus complicaciones al no tener el track, pero, como buenos pegasianos, las combatimos disfrutando de la búsqueda del camino más corto para llegar en hora.

El terreno en algunas ocasiones se hizo duro, principalmente porque iba acompañado de un fuerte sol, pero tuvimos la suerte de combatirlo con fuentes que aparecieron en el camino y las buenas charletas que se generaron.

Iratxe Moro Santos

 

Media: El recorrido no tiene ninguna dificultad especial que reseñar, montaña con oportunidad de disfrutar de vistas, hermosos paisajes de bosques de pinos, castaños, encinas, robles, algún alcornoque, carquesas, genistas, alisos, enebros, acebos entre las jaras y helechos, cornicabras, brezos y sus enormes nubes de polen; en el pueblo las golondrinas, aviones y vencejos, después las perdices y petirrojos entre los piornos y sí, el majestuoso vuelo de los buitres.

Al comenzar el camino y sentirte rodeado del “verde naturaleza” y la humedad y los múltiples regatos, es fácil advertir que faltan pocos días para que la temperatura vuelva a ser propicia para el desarrollo de las múltiples variedades de setas y hongos en esta zona.

“Adentrarse en el Castañar de los Ojestos es penetrar a un lugar que nos remonta no solo al pasado, sino al territorio de los sueños. Cuando se camina por un lugar como este que te dirige de inmediato a los sentidos, lo primero que a uno le viene a la cabeza como licencia literaria es que en “él se detiene el tiempo”; pero yo creo que no.

Lo que hace este lugar mágico es atrapar el tiempo, no detenerlo. Aquí los años han dejado su sello. Lo atestigua la huella de veranos e inviernos en el deformado tronco de los dos ancianos castaños protegidos por una valla que te encuentras al principio del camino. Caminas rodeado de una explosión de colores, de una vegetación vigorosa, por una calzada de piedra millones de veces pisada a lo largo de los siglos y piensas en los sueños, inquietudes y alegrías de quienes te precedieron. Caminas en silencio, con respeto; dejas que tus ojos se regocijen ante tanta belleza y piensas en las amistades que por este camino se tejieron, en los odios que al paso del caminante se fortalecieron, en los deseos y frustraciones de transeúntes y arrieros.  Caminas con miedo de que se termine este camino de ensueño. Llegas al Puerto de Santa Clara, ves la divisoria entre Cáceres y Salamanca, miras al frente y sigues tu camino: tienes que llegar al pico Jálama, tu destino. Vuelves la cabeza con agradecimiento. Sabes que aquel lugar te ha fortalecido”.

Pedro Rosado Casero

“En las siguientes líneas me gustaría describir mis impresiones respecto a la ruta de nivel medio del sábado 13/04 en la Sierra de Gata. Ésta ha sido mi primera experiencia de fin de semana con el club Pegaso, y por ello, antes que nada, me gustaría hablar sobre la calidad humana del grupo.  Cuando uno se apunta a un club de montaña, suele buscar nuevos desafíos y experiencias, pero sin duda un club puede ser mucho más que eso, puede ser una familia. Y eso es lo que encontré… cuando se entrecortaba la voz al recordar a un compañero, cuando se cedía agua a pesar del calor que hacía, cuando se sujetaba la alambrada para que no te rozaras, cuando se aconsejaba, o cuando se invitaba a una cerveza para brindar por la vida misma. Las risas nunca faltaron, tampoco las curiosidades, preguntas y conversaciones de todo tipo. Por todo ello, gracias, porque siento que mi círculo se ha vuelto a ampliar para enriquecerlo aún más.

 La ruta media del sábado ofreció una gran diversidad de paisajes, lo cual hizo que fuese tremendamente variada y amena. En la primera parte, única del nivel medio, resaltaría el paso por los castañares, encontrándonos con árboles centenarios de formas únicas. Desde el inicio empezamos a subir suavemente de manera cómoda gracias al espectáculo visual y al cobijo de los árboles, que nos guarecían del intenso sol.  Durante la primera parte de la ruta encontramos varias fuentes de agua fresca de las que hicimos uso como si de un oasis fuera. Al inicio del segundo tramo (inicio de la ruta corta), evitamos un cortafuegos de grandísima inclinación tomando una pista que, aunque añadía algo más de distancia, permitía seguir ascendiendo y disfrutar al mismo tiempo del entorno. Rumbo al pico Jálama destacaría las grandes panorámicas y cielo abierto. Vegetación verde y frondosa hasta el tercer tramo donde predominaron los cortafuegos, terrenos más arenosos y cambios de desnivel en forma de toboganes. Esta parte pudo resultar algo más monótona, pero poco antes del final de la ruta me sorprendió un camino lateral y medio oculto que conducía a un mirador. Éste nos ofreció unas vistas espectaculares del pico Jálama y de una imponente cascada. Me brindó una nueva perspectiva del lugar que habíamos coronado poco tiempo antes, haciéndome sentir una simple gota en el inmenso océano”.

Virginia Raposo Pulido

 

 

 

 

 

 

 

El grupo de la media inicia su camino en dirección a la calzada romana, tomando rápidamente posiciones en la marcha. Luis Fabre se encarga del grupo de cabeza, otros quedamos a la cola y todos disfrutamos durante unos 4 kilómetros de la belleza que nos rodea, un magnífico bosque de castaños algunos centenarios y todos extraordinariamente hermosos. Llegamos al puerto casi sin darnos cuenta, allí nos encontramos con Carlos Caballero, presidente de la asociación de amigos de Moraleja, que nos ha ayudado a aclarar dudas respecto de las excursiones y nos recomienda evitar el cortafuegos. Tras unos minutos abandonamos el cómodo camino para tomar una antigua tubería de agua a la izquierda. El track nos invita a abandonar la pista para encontrarnos con varios tramos de brezos altos que dificultan el avance dando lugar a algún tropiezo. Las nubes de polen son aquí, impresionantes. Más suerte tuvieron los que subieron por el pinar o los que continuaron por la pista hasta la ermita.

Tras atravesar una cancela de “apertura secreta”, llegamos con facilidad al pico Jálama (1.487 m).

Desde la cumbre la vista es inmejorable, al N la provincia de Salamanca. El día está despejado y vemos Ciudad Rodrigo, al O todo el valle de Xálima y los pueblos de frontera portuguesa, vislumbrándose incluso la Serra da Estrela, y al E toda la sierra de Gata e incluso el sector occidental de Gredos.

Las vistas nos invitan a quedarnos y disfrutar de un aperitivo. Hacemos fotos y continuamos la marcha iniciando descenso para inmediatamente encontrar una nueva cancela. Esta vez, nuestro avezado Carlos, nos desenmascara la solución al puzle de apertura y ¡tachan! Pasamos sin liarla. A continuación, llegamos a una pequeña mancha de pinos donde encontramos el pozo de "La Nevera", bien conservado y en lógico desuso tras los años y los cambios proporcionados por “el progreso”.

En la bajada nos saluda la torreta de vigilancia forestal, pasamos por una fuente y seguimos el límite provincial que ya no abandonamos hasta el siguiente objetivo del día, el cerro de La Pizarra (1.019 m).


Llegamos a un mirador que tuvo tiempos mejores y realizamos otro descanso, el grupo se recompone; y visualizamos qué nos queda. Continuamos bajando por un retamal que a veces da la sensación de que no nos va a dejar pasar; el calor no da tregua. Llegamos a alcanzar al grupo de la corta, pero ellos continúan y nosotros hacemos una nueva parada a la sombra del pinar.

Recorremos algunos kilómetros de cortafuegos, siempre entre las tierras salmantinas y cacereñas y ya fuera del castellano Espacio Natural del Rebollar continuidad de la comarca cacereña de la Sierra de Gata.

Estamos recorriendo un espacio que posee características naturales de gran valor, se trata del segmento más oceánico del Sistema Central, tanto desde el punto de vista de la vegetación, la fauna y la geomorfología enriqueciendo y matizando la monotonía de formas que dominan en la Cordillera Central. Varios miradores hacen que merezca la pena pararnos, permitiéndonos disfrutar de sus vistas.

Bajamos al mirador de La Cervigona y en el camino apreciamos la explosión de colores de las flores, el olor y unas vistas que provocan… ¡ooooh! general. Descubrimos parte de las estribaciones del Sistema Central y tomamos vistas a sus Cabezadas.

El grupo de la actividad larga nos alcanza en este punto, caras cansadas pero satisfechas, estamos cerca del bus. Hemos alcanzado el límite de Extremadura con Castilla León junto al Puerto de Perales. Podemos imaginar la historia de estas calzadas, muy usadas hace años cuando los caminos eran la única manera de comunicarse.

El grupo al completo está en el puerto a las 17:10 y partimos hacia Moraleja, donde nos esperan los compañeros para realizar el homenaje a nuestro compañero Juan. Todos los participantes han sido conscientes de que este día estaba dedicado a él y que nada podía fallar, enormes gracias a todas y todos.

 Corta: Relato fusionado con la actividad media del día, desde el puerto de Santa Clara.

 

 

 

Domingo 15 de octubre

Tras la pausa de antes de dormirnos, para disfrutar cuestionándonos nuestras propias verdades, llegamos al amanecer.

El día comienza con una repetición del anterior, desayuno tipo Buffet en dos turnos, pero con el sosiego del ecuador del finde y la emoción de la ruta circular que nos espera. Gata está por descubrir en las próximas horas. El bullicio de las mochilas y maletas caminando al autocar y, de nuevo, puntualidad exquisita, a las 9:00 todos en el bus. Todas las actividades con autocar deberían tener lo conseguido en esta: retraso cero ¡Bravo!

Camino de nuestro inicio de ruta, esta vez sí podremos disfrutar de Gata y su arquitectura, pero eso será al terminar el recorrido. Estamos ante un camino empedrado: Calzada Romana Dalmacia, que unía Miróbriga (Ciudad Rodrigo) con Cauria (Coria) y que enlaza con la de la Vía de la Plata en el Tajo. Impresionante el estupendo estado de conservación de los primeros 5 km de la ruta.

El recorrido no es recomendable con temperaturas elevadas, pero es ideal para el otoño y la primavera. Entre maleza y planta alta puede haber dificultad para avanzar, sobre todo en algún tramo de la bajada donde es conveniente seguir de cerca los tracks que existen en internet, para encontrar paso entre retamas y piornales. Nosotros encontramos mejor camino por la cuerda en la cercanía de la Torre de la Almenara.

Hoy tenemos por delante 19 Km y 1.100 metros a superar en la opción larga, pero la media no estaba muy atrás, 17 Km y 950 metros. Una veintena optaron por disfrutar de la tranquilidad y belleza del recorrido corto desde Gata hasta la torre de la Almenara.

 

 

 

 

Larga: Circular de la sierra de Gata por los picos Jañona y la Almenara.

Subida: 1052 m. / Bajada: 1052 m. \ Distancia: 18,100 m. / Duración: 6,00 horas MIDE 3/2/3/3

La ruta comienza en la fuente del Chorro, situada frente al lateral de la iglesia parroquial de San Pedro de Gata (656 m) y ornada con un impresionante escudo imperial. Ascendemos por la calle Virgen del Puerto y con dirección O salimos de la población. Inmediatamente aparece el piso de la antigua calzada romana que guía al PR-CC 185, “camino del puerto”. En constante ascensión por la ladera occidental de las Jañonas encontramos a la derecha la Cruz de Piedra, último mirador sobre el pueblo. En este terreno de monte bajo destaca la retama, el cantueso y los helechos, además cuenta con cuatro fuentes. A la izquierda hay un profundo tajo que más adelante cruzamos, después de pasar las dos primeras fuentes, el PR-CC 185 llega al puente de San Blas, que cruza este tajo y el río del mismo nombre. Se trata de una construcción casi invadida por la vegetación, que impide ver sus dos curiosos ojos o arcos superpuestos. Por la izquierda, hacia atrás, las vistas se extienden hasta el infinito, destacando el pico Jálama (1.492 m). Más arriba se encuentra una placa con los lugares geográficos que desde aquí se otean. Después de 3,5 km, el sendero señalizado llega al único lugar sombreado, la ermita de San Blas, con su pradera y su fuente homónima. El último tramo de la ruta nos lleva a la cuarta fuente y al collado que da paso a tierras castellanas, el puerto de Castilla (1.157 m).

Ya en el puerto giramos a la derecha dirigiéndonos por el cordal en la divisoria entre Salamanca (N) y Cáceres (S) con orientación ENE. Un amplio cortafuegos recorre el cordal cimero, aunque este primer tramo lo invade la vegetación. Podemos seguir el cortafuegos o una amplia pista que discurre unos metros al S de la misma entre grandes y erosionadas rocas de granito. Sobre las rocas vemos la “Cruz del Muerto”, también llamada “de Manuel”. Continuamos nuestro camino manteniendo la dirección NE siguiendo la pista y llegamos al cortafuegos donde iniciamos la subida para superar los últimos 150m de desnivel hasta alcanzar el vértice geodésico de la cumbre del Jañona Norte (1362 m). La vista es panorámica sobre la vertiente N en tierras de Salamanca. Al O destaca en primer lugar el Jálama y la continuidad de las sierras en tierras portuguesas, Serra da Malcata y la Serra da Estrela, al ENE la sierra de la Peña de Francia, al E y al fondo la Sierra de Bejar y detrás la Sierra de Gredos.

Vemos como la vertiente en la cara N de la sierra de las Jañonas es mucho más pronunciada que la del lado S y que, como su propio nombre indica, tenemos dos cumbres: el canchal de la Jañona Norte y la cumbre de la Jañona Sur (en la zona del canchal del Cuervo). La bajada es “campo a través” no hay sendero ni hitos que nos marquen el camino a seguir, llegamos a la cumbre de la Jañona Sur (1364 m) y seguimos bajando siempre campo a través en la línea de cumbre. Al llegar al 10,200 Km decidimos no seguir el track y continuar por la línea de la cuerda. Acertamos, mucho más despejado que las reseñas de internet y de nuestro track. La vegetación que hubiéramos encontrado en la bajada “a media ladera” nos iba a obligar a estar atentos, agiles y a “tirar de reservas” por el estado enmarañado en que se encuentra.

Sin mayor dificultad alcanzamos y nos recreamos en la torre de la Almenara para continuar camino de bajada hasta Gata.

“El autobús nos dejó en el pueblo de Gata, final de ruta también y en el que pudimos disfrutar al acabar de unas cervezas bien frías en una terraza de la plaza.

Pero comencemos por el principio…Hacía un día de mucho sol, pero por fortuna más fresco que el día anterior. A la salida del pueblo tomamos la calzada romana, muy bien conservada y con hierba asomando entre las piedras, fácil de caminar e infinitamente más agradable que los cortafuegos del día anterior.

La ermita de San Blas, una preciosidad, así como su entorno próximo. Rodeada de hierba, árboles y arbustos, destacando varios de camelia japónica bien floreados, así como dos fuentes de piedra con chorros abundantes.

Continuamos hacia el Pico Jañona, donde comimos algo y nos hicimos fotos, tras atravesar brezos y retamas altas como parte de la aventura.

Con el liderazgo de José Manuel Alpiste y buenas indicaciones que recibimos por radio (gracias compañeros), en lugar de seguir el track propuesto con más vegetación, tomamos un cortafuegos a la izquierda más fácil de transitar hasta tomar el sendero de la Almenara que, como camino al Gólgota, nos condujo a la torre del mismo nombre, bien conservada y en la que algunos disfrutaron como niños, trepando hacia su interior y haciéndose fotos sentados desde un ventanuco bien alto con las piernas colgando.

Para regresar al pueblo de Gata tomamos un sendero verde, umbrío y con mucha agua brotando, un fantástico final de fiesta.

En resumen, siete horas de disfrute, naturaleza, deporte y excelente compañía. ¡Gracias pegasos!”

Elena Roncal Duo

Media: Circular de la sierra de Gata por picos Jañona

Para realizar la ruta intermedia el domingo, esto es, la misma que la larga, pero sin subir al alto de la Torre de la Almenara, el tiempo nos respetó al igual que el día anterior, donde el sol fue el protagonista.

El track nos hace callejear por el pueblo desde una fuente situada junto a la iglesia hasta salir de la población por los restos de una calzada empedrada que según los entendidos fue en su día romana, y que es el inicio de un sendero PR (CC 185) con sus características marcas blancas y amarillas.

Llegamos hasta el puente del rio (San Blas), cruzamos y recorremos varios kilómetros hasta que pasamos por la ermita de San Blas. Siguiendo el ascenso hasta el puerto de Castilla, giramos a la derecha hasta encontrarnos la subida por medio de un cortafuegos hasta el pico Jañona con su vértice geodésico. Las fotos de rigor, una parada para coger fuerzas y se inicia la marcha para completar la circular.

Se sigue la cuerda hasta que se empieza a bajar y el track nos mete en una zona casi impracticable de maleza muy tupida (precisa gran esfuerzo para atajarla). Otros compañeros vieron una pista desde la cuerda por donde se podía continuar sin dificultad. Más adelante se veía la torre de La Almenara y su variante desde la pista para poder acceder a ella. Siguiendo ésta y el track se llegó al pueblo y a las cervezas en su plaza.

Juanbe Moreno Gómez

Corta: Gata – Castillo de la Almenara. 

 

 

“Ese día nos despertamos algo más tarde y ante tanta prisa por desayunar, decidí ir en el segundo turno, y ¡qué diferencia! Desayuné sin tanto alboroto alrededor y nadie me robó el pan del tostador.

Había decidido para ese día hacer la ruta larga, pero por despiste mío, el grupo salió corriendo y desapareció, quedándome contrariada, y empezando algo resignada la ruta corta.

¡Pero qué suerte que tuve! La primera parte de la ruta, fue un regalo de la naturaleza, transcurrió por un camino empedrado, con múltiples pequeñas cascadas, fuentes, acequias, musgo, helechos y árboles que te cobijaban del sol. Un recorrido para disfrutar del paisaje y del silencio.

La segunda parte de la ruta, consistió en la conquista del castillo de la Almenara. El camino se empinó, se acabó la sombra de los árboles y el sol empezó a atizar, pero vistas más espectaculares se consiguen desde el otero alcanzado.

Comimos y fue otra oportunidad para poder seguir hablando y conociendo al resto del grupo, qué maravilla de gente y de experiencias que compartieron.

Después la bajada, fue rápida y veloz. A la llegada dimos un paseo por el pueblo, Gata, con una arquitectura y urbanismo digno de ver. Y para punto final a un día excelente ¡unas cañas con muchas risas en la plaza del pueblo!”

Ana Gutiérrez Cerezo

“Compartir la ausencia y la presencia de alguien que ya no pisa rutas pero que mueve las piernas y late en los corazones de su tribu montañera.

La ruta corta de este pasado domingo, homenaje a Juan Gallego, resultó un festival de sensaciones. Una primavera precoz que nos estallaba en la cara, violetas, azules, verdes, amarillos… la senda se abría a nuestro paso jalonada de destellos multicolores que impregnaban nuestra retina.

Al fondo, majestuosa y sobre un escarpado cerro, nos dio la bienvenida y la frescura que anhelábamos la torre de la Almenara, un broche perfecto para una mañana luminosa y palpitante de gozo y de recuerdo.

GRACIAS JUAN”      Anónimo

 

 

Homenaje a Juan Gallego Vacas

 

Conocí a Juan el 14.01.2022 durante el viaje hacia Alicante para hacer el Puig Campana… Me habían hablado de él, siempre poniéndolo en valor… Poco precisaba profundizar tras las primeras palabras en el coche de Pedro, esas 5 horas fueron suficientes.

Con fondo humanista, agradecido al contacto y transmisión de valores, responsable ante sus retos personales. De esas personas que agradan, que “saben entrar y salir”

Dejaba la responsabilidad de cordales del Club, tras los reproches que le hice, él defendía y aseguraba que al frente de ésta quedaba José Manuel Alpiste y con ello se garantizaba con seguridad la buena marcha y dedicación de esta importantísima sección del Club. Y así fue.

Frases en la presentación de los intervinientes, por orden de aparición:

Yo estoy situado en la humildad porque de ahí no se cae uno a ninguna parte. (José Luis San Pedro ¿?)

Ni reír ni llorar, comprender la realidad. 

"Cuando las expectativas de uno se reducen a cero, uno aprecia lo que realmente tiene" (Stephen Hawking)

“Un abrazo es poco, querido ser humano”

“Me gusta creer que te conozco; mañana mismo me hablaré de ti. Cuando te recuerdo, me lo sé agradecer”

“Gracias a que hoy comprendemos mejor la vida del maestro” Juan Gallego Bacas, “hemos logrado percatarnos de que la nuestra tiene aún mucho margen de mejora” (Aarón García Peña)

 

“Sierra de Gata. Moraleja (Cáceres). Que cariño compartido por todos los que asistimos al acto de homenaje a Juan Gallego el sábado 13 de abril, tanto por los compañeros que compartimos actividades, como los nuevos miembros del club que no le conocían, y que seguramente han quedado “sorprendidos” por la manera que el Grupo Montaña Pegaso lo quería recordar.

Todos los implicados en la realización del homenaje aportaron lo mejor de ellos para acercarnos a la figura de Juan Gallego. Desde el maestro de ceremonias, así como los compañeros, tanto los presentes como los ausentes, que aportaron su visión de la personalidad de Juan, fueron el hilo que nos volvió a recordar emocionalmente al montañero fallecido, pero no los únicos que colaboraron en la puesta en escena del “espíritu Juan Gallego”: la supervisión de los detalles para que todo funcionara, la realización de los videos mostrados, las fotos aportadas por aquellas personas que convivieron con Juan y sobre todo el amor puesto por tod@s en rendirle el respeto de todos los que conformamos el grupo de montaña, y que mediante los allí presentes tratamos de transmitir en la actividad de la Sierra de Gata que él había pensado para llevarla a cabo. Que mejor forma de hacer cima”

Javier Martínez Artime

 

“El pasado sábado día 13 de abril y en el desarrollo de la actividad de montaña de la sierra de Gata que el Grupo Pegaso había planificado, se llevó a cabo el homenaje póstumo al socio fallecido a últimos del mes de noviembre del pasado año “Juan Gallego Bacas”.

Homenaje que empezó a gestarse los días 20 y 21 de enero, cuando en la actividad de montaña de Cazorla, y con la asistencia de varios miembros de la Junta Directiva del Grupo Pegaso, se les sugirió que el Club realizase un homenaje a Juan Gallego, en aquella actividad que él estaba preparando y que la tenía muy avanzada. Actividad que se iba a llevar a cabo en la sierra de Gata en el mes de abril próximo.

Con la aceptación de la Junta Directiva de esta propuesta, comenzaba el camino para dar forma a lo que debía ser dicho homenaje.

De este trabajo se llegó a la decisión de que debía de estar compuesto de unas intervenciones por socios que hubieran estado muy cercanos a Juan y una proyección de un video que relatara la actividad de Juan en el Club. Ya en esos primeros momentos salieron voluntarios para componer tales tareas que se irían plasmando posteriormente.

 

En las conversaciones para contratar el alojamiento de los participantes que iban a asistir a la actividad de sierra de Gata, el responsable del hotel nos ofreció el salón de actos de la Casa de la Cultura de la localidad donde íbamos a pernoctar, Moraleja (Cáceres), para el acto de homenaje a Juan. Distando cien pasos del hotel, vimos que uno de los elementos importantes del propio homenaje lo teníamos resuelto. Este hecho nos facilitó mucho para dar realce al homenaje al poderlo realizar en un salón de actos.

Se siguió adelante en la preparación y se optó porque fuera un acto breve, de alrededor de media hora, donde hubiera cabida para dos o tres intervenciones de aquellas personas que hubieran estado más cerca de Juan o que sin estarlo quisieran realzar su figura y la proyección de dos videos también, de unos minutos cada uno, el que se había montado por el Club y el que los compañeros de Juan habían realizado. La presentación se acordó que la llevara a efecto el propio coordinador de la actividad y el cierre del acto la persona que estuviera presente de mayor cargo del Club (presidente o vicepresidente).

Montado el acto solo quedaba realizar las pruebas en el propio salón, el viernes previo, para que todo estuviera dispuesto y a punto para el día siguiente sábado.

El acto estaba programado para comenzar a las 20:00h del sábado día 13 de abril y su terminación hacía las 20:30h.

“El Teatro de los Sueños” estuvo presidido por la proyección en la pantalla del escenario, durante todas las intervenciones del acto, de una imagen de Juan Gallego, de mirada clara y sonrisa serena. Indicaba su expresión “que él también quería estar presente en ese acto de la AMISTAD”.

El acto se llevó a cabo de la forma prevista. Fue un evento emotivo en el que brilló el sentimiento más íntimo de los intervinientes, en algunos momentos llegaron a sobresaltarse lágrimas de emoción y cariño.

Los aplauso y muestras de afecto a la persona de Juan fueron constantes en cada intervención. El silencio reinaba en la sala, expresión de no quererse perder ninguna de las manifestaciones de cariño que se iban repitiendo constantemente.

La ovación de cierre fue apoteósica, demostrando el mucho cariño que se le ha tenido a Juan Gallego, durante esos escasos 6 años de convivencia en el Club.

Juan Gallego Bacas, persona amiga de sus amigos, solidaria con los necesitados, generosa con todos. Maestro por vocación, enseñante con el ejemplo. De convicciones firmes, pero no dogmáticas. Tolerante. En definitiva, una persona buena”

Pedro Cristóbal Andrés

“He tenido la oportunidad de contar mis impresiones sobre la persona de Juan Gallego en los dos emotivos y emocionantes actos de homenaje que el club le ha realizado, de lo que me siento muy orgulloso y agradecido. En mi breve intervención del sábado 13 de abril pude contar cuándo conocí a Juan, en una bonita ruta en 2019 por la Mira y el Morezón en Gredos, de cómo disfruté siempre que coincidimos de tu conversación y su sabiduría, de esa cantidad de mundo que había vivido, de esa infinita capacidad para escuchar y de su bonhomía, porque si algo caracterizaba a Juan es que era una persona buena, en el sentido machadiano de la palabra bueno. Como colofón a mis palabras, quise citar a un poeta con el que Juan y yo teníamos mucha afinidad ideológica, porque Juan era también una persona comprometida social y políticamente hablando como lo fue Miguel Hernández.

Y quise citar los últimos versos de ese desgarrador poema que es la “Elegía a Ramón Sijé”:

A las aladas almas de las rosas...

de almendro de nata te requiero,

que tenemos que hablar de muchas cosas,

compañero del alma, compañero”

Luis San Miguel Roldán

“Me resulta osado arrogarme por segunda vez la representación de los muchos y diversos amigos, de Juan Gallego Bacas en Pegaso; no es fácil la tarea para alguien que evita a y desconfía de las “cooperativas del bombón mutuo” (grupos de gente que se alaban mutuamente) ¡Pero alguno tiene que hacerlo!

Quiero esta vez compartir la oportunidad con dos personas, que conocí a través de Juan, y con más relevancia que yo, en su vida:

En primer lugar, Iván, su compañero en las aulas y en las canchas, y mi actual proveedor de “servicios avanzados de informática”, mi “hacker” vaya. Es el editor del video de homenaje a Juan en su cole que supongo podréis ver en la web de Pegaso, y me pasa las frases y foto junto a Juan siguientes:

“Juan, un tío de pelo en pecho.

Primero le conocí como profe, y yo como padre. Mi hija tuvo la enorme suerte de dar con él. Recuerdo las reuniones de padres en las que como un genio loco iba de un lado a otro enseñándote regletas, bloques, como mago que hace malabarismos y te está enseñando sus trucos.

La vida me puso como compañero suyo en el Larra. Fui como un Padawan (aprendiz de Jedi) con su maestro Jedi (miembro de la Orden Jedi, que estudiaba, servía y usaba las energías místicas de la Fuerza). No solo aprendí cosas de profe, gané un gran amigo, de los buenos, de esos que sabes que serán para toda la vida. Me metió en el mundo de Robe (Roberto Iniesta Ojea, compositor, músico, poeta y escritor, fundador del grupo Extremoduro), del que se parece un poco a él. A veces extremo, otras duro, pero siempre dispuesto para tomar su tostada con limón para hablar de lo que sea, ya sean risas o cabreos. No le gustaban las banderas, pero orgulloso mostraba su bellota, y su Arenas de San Pedro. Pueblo que además de guardar la maravilla donde nos hicimos la foto, me recibió como su invitado y donde me sentí parte de una familia, la que comemos el postre todos del mismo plato puesto en el centro.

Juan, un tío con muchas pasiones, la montaña, el fútbol, el tenis, los conciertos, su Ricardo, su Barsa, su bocata antes de los conciertos, sus gruñidos, su voz bajita…En resumen, un tío de pelo en pecho, y un corazón que no le cabía en el pecho”

En segundo lugar, Pedro, vecino amigo al que Juan atrajo a Pegaso durante la pandemia. Me pasa las frases y foto junto a Juan siguientes:

“Juan mi vecino de Pegaso, gran escuchador que siempre te daba su opinión y que siempre iba a la larga. Gran amigo con el que compartí muy buenos ratos, en bus, coche, andando y con él que siempre podías contar para cualquier actividad”

NOTA: En la foto que me ha mandado Pedro, hemos “colocado” a los dos miembros del grupo MONTAÑA JUEVES que salíamos en la pandemia y no estaban en la foto original.

 

 

Como alguien tendría que decir lo malo de Juan, lo haré yo:

  • Cuando le conocí me pareció un arribista; siempre junto a los “pollastres” de Pegaso proponiéndoles cosas…
  • Años después él me dijo que yo le parecí un bocazas la primera vez que coincidimos. Le tuve que explicar que aquel era mi pueblo de nacimiento.
  • Siempre apoyaba a los “fuertes” cuando había que decidir si seguir una ruta u otra. Me quedaba en minoría y tenía que seguirles echando pestes….
  • Nos chuleaba los tracks para proponerlos a Pegaso y subirlos a Wikiloc como Pegaso.
  • Nos atropelló un corzo en Jaca, y no lo llevamos al veterinario.

Pero yo me vengué cogiendo su monedero con DNI y tarjetas de su coche en un viaje de vuelta (Jesús Esteban, ¡era igual que el mío!). Cuando le avisé a la mañana siguiente, ya había anulado las tarjetas y denunciado la pérdida del DNI. ¡Pero no se enfadó!

Como me imagino os pasa a muchos de vosotros, ha sido una suerte convivir estos escasos 5 años con Juan Gallego Bacas”.

Marcial Fernández García

A modo de resumen

“Eres más fuerte de lo que crees. Más capaz de lo que alguna vez soñaste. Y a ti te aman más de lo que podrías imaginar”

Disfrutamos de nuestra afición, de la naturaleza, del esfuerzo, los consejos, las risas, pensamientos e ideas; de gastar la energía piedra a piedra, paso a paso, sin la preocupación de lo que aquí deja de ser importante y por supuesto de nuestros compañeros en la montaña.

Hemos contado con un grupo integrado por 2 vicepresidentes, 23 integrantes de juntas directivas y responsables sección del Club, 2 himalayistas, 36 coordinadores y/o colaboradores y un colectivo de personas extraordinarias y atentas.

En todo momento se invitó a los participantes a escoger las actividades con seguridad ya que los tiempos son orientativos y el programa del sábado, muy ajustado.

Ha sido una de las actividades que más hemos disfrutado en su coordinación en los últimos años. Nos hemos divertido, nos habéis ayudado enormemente, nos habéis manifestado vuestro agradecimiento llevándolo en ocasiones al halago y así, siempre hay ganas de repetir y repetir y volver a repetir.

Gracias por toda la colaboración y animo desde cada rincón de nuestro Club. Es de gran ayuda.

 

Agradecimientos: Unos ejemplos de los vuestros (que no son todos los recibidos):

-Ha sido un finde estupendo. Gracias Adela, Pepe, y a los que habéis preparado el homenaje a Juan, y a todo el grupo.

-Un placer compartir el finde. Ha sido estupendo 🙌 mil gracias Adela y Pepe por hacerlo posible. Viva Juan❤ nos vemos en la próxima 🫶

-Gracias coordinadores. Gracias compañeros. Un abrazo Juan ❤

-¡Esos coordinadores! Gracias Adela y Pepe. Estupendo fin de semana. ☝

-Muchas gracias a todos, ha sido un gran fin de semana. A los coordinadores les ha salido fantástico. 🫂🫂

-Un genial fin de semana. Gracias a todos, en especial a Adela y José Luis, un impecable trabajo y dedicación. Va por ti JUAN siempre estarás en nuestras mentes y nuestros corazones.

-Quiero dar las gracias a todos los que habéis hecho posible este homenaje a nuestro compañero y amigo Juan Gallego.

-Gracias a los responsables de la actividad, un trabajo excelente. Gracias a los miembros de la junta directiva que consiguen con su esfuerzo y dedicación desinteresada que este club lleve tantos años dando alegrías montañeras. Gracias a todos los que habéis participado en esta actividad: sois lo mejor.

-¡Muchas gracias a todos! A Adela y Pepe, especialmente por el gran trabajo. Ha salido un finde perfecto. ¡Nos vemos en los próximos eventos!

-¡Un finde genial, gracias al esfuerzo de los coordinadores, muchísimas gracias! Y un aplauso por el currrazo del homenaje a nuestro compañero Juan 🫶🏼. Un fuerte abrazo a tod@s

-Muchas gracias por un finde sensacional. Gracias Adela y Pepe por preparar todo al detalle. ¡Hasta la próxima!

-Muchas gracias a los coordinadores por sus desvelos y trabajo con cariño. Y a todos en general por esa buena energía que seguro habrá llegado hasta el compañero Juan. Besos a todos y hasta la próxima

-Muchas gracias a todos por vuestra compañía y colaboración.

-Un fin de semana inolvidable, mil gracias a los coordinadores por toda su dedicación, y también a todos los demás por compartir este bonito fin de semana. 😘😘

-Me uno a los agradecimientos por este finde montañero y de homenaje tan cariñoso y emotivo, en especial a los coordinadores y a todos los colaboradores que lo han hecho posible 🤗

-Muchas gracias a todos y especialmente a los coordinadores. ¡Ha sido mi primera salida con vosotros de fin de semana y ha sido espectacular!

-Enhorabuena a los coordinadores y a todos por ser como sois, un lujo pasar un finde así

-¡Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible este homenaje a nuestro amigo Juan... Será inolvidable! Besos

-¡Muchas gracias a todos! En especial a Adela, Pepe... y a muchos otros que habéis participado en la organización de este bonito y emotivo fin de semana. ¡Nos vemos! Uys si te gustase hablar... íbamos apañaos!

-Me sumo a los sentimientos de gratitud hacia participantes y coordinadores. 🤗🤗🤗 un abrazazo graaaande

-Gracias Adela y Pepe como organizadores, la salida ha estado genial.  Y a todos los del Club que trabajan para que Pegaso sea un club tan grande y con tanto corazón. No conocía al homenajeado, pero me tuve contener. Pepe, creo que el Club está pensando en sacar una plaza de Speaker

-Me quedo sin palabras 😃. Un abrazo enorme 🤗 a tod@s.

Los nuestros:

-Aunque sea redundante quiero agradecer a todos y a todas, el esfuerzo para que el acto de homenaje al compañero Juan saliera bien... Sé que el club se compone de gente extraordinariamente generosa, no cambiéis 😊 Mmmm. Mi intención fue intervenir en algún momento en el bus, pero no me atreví a quitarle el micro a Pepe, la verdad 😏 Yyyyy, gracias Pepe, por todo tu trabajo 😘

-Después de estos encantadores días, en los que las caras, el contacto con los dedos o manos, la cercanía, las sonrisas, la atención, las fotos, el sofoco de la respiración de nuestros compis al pasar en las cuestas a nuestro lado, las alentadoras y cortas palabras de quien te ayuda con aquel "cuidado ahí", aquel "la ronda está pagada" o el "hay que repetir" y que decir de esa que dice "cuál es la próxima" sin olvidar el "claro que tú puedes", después del silencio, aplausos, emociones o pausas en el HOMENAJE a quién nos acompañó y agradecemos, después de tener tiempo para saber qué abrazaras este recuerdo, después de sabernos vivos en el recuerdo colectivo de tantos... me preguntaba está mañana ¿Ahora qué más decir a mis compañeras/os en el wasap? Y encontré una frase por ahí de jlsz que dice así:  Os quiero y pronto nos vemos. Salud. P

Gracias por vuestra comprensión y amabilidad y paciencia y tolerancia y disposición y siempre agradables sonrisas.

Final:

La vida está hecha de días que no significan nada y momentos que significan todo. En un país plagado de expertos en generar distancias, hemos confluido un grupo de personas obsesionado, por lo contrario, por compartir, disfrutar e incluso cantar.

Gracias por vuestras líneas (que siempre esperamos impacientes) y por toda la ayuda en la elaboración, la coordinación, memoria y el homenaje de la actividad a Esther, Eva, Mónica, Pilar Montero, Iratxe, Virginia, Elena, Ana Gutiérrez y María Ángeles, Nuria, Adela, Juan, Pedro Rosado, Juanbe, José Manuel, Marcial, Pedro, Juan Pedro, Luis San Miguel, Vicente, Luis Cano, Javier Artime… Francisco del hotel, Carlos Caballero de asociación La Moraleja, a todos los que pusieron en la red tracks, descripciones, información, imágenes, Wikiloc y cualquier otra ayuda encontrada, en internet o no, que podamos olvidar; a Juan Carlos, nuestro conductor, también a los que aceptan cualquier petición sobre camas, alojamientos… gracias a tod@s. GRACIAS.

Y en el silencio, casi sin verla, sin oírla, como el suave viento en primavera, ahí está el trabajo de Raquel con su gestión de los autocares… Gracias.

Y por fin, a los mandos del trabajo silencioso y eficaz, Adela, así, ha sido todo muy fácil. Gracias.

Gracias por todo y, sobre todo, por hacer que todo fluya como lo que es, un grupo, un Club, compañeros dispuestos a compartir... vida. De la vida también los chascos, risas, las advertencias, las opiniones.

También pedir para los siguientes coordinadores el mismo apoyo que nos habéis dado durante estos meses.

Gracias por vuestra siempre bienintencionada forma de ser. Nunca la hemos vivido de otro modo. Nos vemos, seguro, pronto.

Estamos mú contentos con tó 😉.

Un fuerte abrazo también para ti, amiga/o lector/a

 

Coordinadores: Adela Herrera González y José Luis Sanz Zapata

ACTIVIDADES DEL CLUB

Apúntate a una actividad ¿Aún no eres socio? Regístrate aquí

Filtro de actividades:  
Para filtrar por un tipo de actividad pulse el icono correspondiente. Si quiere mostrar varios tipos de actividad a la vez, mantenga pulsada la tecla CTRL mientras pulsa el siguiente icono.

Sierra del Hoyo de Manzanares (Domingo 16 de junio)

BTT - La Vera (22 y 23 de junio)

Equipación BTT. Maillot M/L (Hasta 17 de junio)

Abierta
Cartel | Mapa | Track | Información

Equipación BTT. Maillot M/C o S/M (Hasta 17 de junio)

Abierta
Cartel | Mapa | Track | Información

Equipación BTT. Culotte (Hasta 17 de junio)

Abierta
Cartel | Mapa | Track | Información

Siete picos (¡Entre Semana!) (Miércoles 26 Junio)

Crónica sobre las montañas más altas de la Tierra (28 de junio)

Sin inscripción
Cartel | Mapa | Track | Información

Sesques, Chemin Mature, 1º finde semana pirenaica (28 a 30 junio)

Próximamente, se abrirá el apunte de:

Travesía Vignemale (14 - 18 agosto)

Apunte se abrirá: 16/6/2024
Cartel | Mapa | Track | Información

BTT - Bustarviejo (29 de junio)

Apunte se abrirá: 18/6/2024
Cartel | Mapa | Track | Información

Pirineos: Jacetania (12-14 Julio)

Apunte se abrirá: 23/6/2024
Cartel | Mapa | Track | Información

Macizo Mampodre (3 - 4 agosto)

Apunte se abrirá: 24/6/2024
Cartel | Mapa | Track | Información

M Nórdica-La Granja (sábado 13 de julio)

Apunte se abrirá: 03/7/2024
Cartel | Mapa | Track | Información

ACCESO SOCIOS

Las cookies deben estar habilitadas en su navegador

Si eres socio y no tienes contraseña haz clic aquí

ÚLTIMAS ACTIVIDADES

FEDÉRATE 2024

Licencias FMM 2024

Solicitar tarjeta

TABLÓN DE ANUNCIOS

Compra-venta de material / Salidas no oficiales / Convocatorias montañeras / Opiniones...

Anuncios

Foros

TIEMPO

El Grupo de Montaña Pegaso es una asociación sin ánimo de lucro integrada por un heterogéneo grupo de personas, con el fin de disfrutar de la naturaleza al aire libre mediante la práctica de deportes de montaña.

Si quieres proponer y coordinar una actividad, por favor, ingresa con tus credenciales de socio y escribe aquí tu propuesta.

CONTACTO

 
WHATSAPP:
 
CORREOS:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
LUGAR:
Centro Cultural Eduardo Chillida (mapa),
C/ Arroyo Belincoso, 9 - 28030 Madrid (metro Vinateros)
 
HORARIO:
18:30h. a 21:00h. 
(Sólo días concretos, cuando hay reunión presencial) 
 
 

REDES SOCIALES