Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Noticias

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

VIII Edición Cordales Pegaso 2016

El Casquerazo (Gredos)

Sábado 8 de octubre de 2016

Comenzamos el viaje de noche. Gran participación, lleno técnico, 55 inscritos y con lista de espera. Dos ausencias por enfermedad, incluido el coordinador que se indispuso a última hora; con la eficiente organización de nuestra responsable de cordales que asignó nuevas tareas a los colaboradores, subsanando la falta de coordinador. Diez nuevos participantes que no quedaron defraudados. 

Llegamos a la nueva barrera del aparcamiento de la plataforma, haciéndonos esperar un momento y ya era de día, el aparcamiento casi lleno de turismos y dos únicas plazas para buses, ocupamos una, por la tarde había otro bus de un club guipuzcoano. 

Nos preparamos de cremas y gorros que harían falta en este día de otoño y calor veraniego. Como es habitual en Pegaso, se propusieron dos excursiones y se realizaron cinco, formándose dos grupos iniciales, una veintena para hacer la marcha larga, otros veinte la corta y el resto una alternativa más suave, junto a los de la corta con parada en el refugio Elola y fin en la laguna Esmeralda. Comida y soleo. Regreso por el mismo camino. 

El grupo de la marcha corta partió hacia los Barrerones, después de una hora de bajada llegaron a la Laguna Grande y, a continuación, fuerte subida entre rocas a la portilla de los Machos, última trepada para los que culminaron en la cumbre del Casquerazo, la llegada fue pausada afortunadamente, puesto que llegamos a la par ambos grupos y la cima es una meseta pequeña de canchos que no hubiéramos cabido todos. Comida repartidos en el collado y regreso por el mismo camino. En todo momento estuvimos comunicados por las emisoras.                       

 

 

 

Aún dio tiempo a disfrutar de la Charca Esmeralda pero ajustados de tiempo por la hora de regreso, nadie se bañó. Es agua fría de Gredos. 

La marcha larga se desvió de la corta a poco de empezar. Caminamos un kilómetro juntos y al llegar a la loma del refugio del Rey nos separamos, dando saludos hasta la tarde. Continuamos camino hacia  el Morezón, cómoda subida por pradera que llegando al final se convirtió en empinada por pedrera y roca, con grandes canchales.


 

 

 

El grupo se fue estirando pero la ruta no tenía pérdida. Pequeña parada para reagruparse y admirar el Circo de Gredos, algunos comieron e hidrataron y pronto a volver a caminar.

 En este lugar se dividió el grupo entre los que hicieron la larga oficial que habrían de bajar dando un rodeo para unirse con la corta y otros más atrevidos que continuaron una alternativa, se había comentado en el bus durante el viaje que había la posibilidad de seguir por los riscos. Más directo llaneando, más o menos, con pequeña bajada aunque empinada a la portilla y a continuación subidas y bajada por el diedro que, estando el día soleado se pudo pasar con la roca seca, teniendo más adherencia en su pendiente y con pocos asideros.

Subidas y bajadas continuas por la umbría de los riscos, hay quien no perdonó uno, subiendo a todos los posibles. Hoyuelas, Campana, Hermanitos, hasta llegar a la portilla de los Machos desde donde se atacó la subida en trepada al Casquerazo. Los compañeros que hicieron la marcha oficial más larga llegaron al mismo tiempo, la alternativa atajaba pero era más entretenida y divertida para quien le guste echar las manos. 


Poco tiempo pudimos estar en la cima y nadie llevó la bandera de Pegaso, así pues, dejamos sitio para los que venían detrás, cruzándonos los que bajaban, los que subían y además tomando fotos al mismo tiempo.

 En la portilla de los Machos aprovechamos para comer algo, reunirnos todos los grupos que subieron y pensar el camino de regreso. La mayoría por el recorrido del track, algunos se atrevieron a continuar hasta la portilla Bermeja, los más fuertes y rápidos; había que tantear los tiempos de llegada a la plataforma y la bajada era empinada y a veces resbaladiza, caminando con sumo cuidado. 

Aún nos dio tiempo a tomar una cerveza en el refugio Elola, desde allí sabemos que se tardan dos horas a la plataforma e íbamos sobrados de tiempo. Subida a los Barrerones que a alguna se le hizo demasiado pesado, coger agua fresca de su fuente y la bajada fue una romería, mucha gente que, aprovechando el buen día, habían salido a pasear la mayoría y algunos corredores de montaña. 


Llegamos al bus con tiempo de tomar una última cerveza en el quiosco, estirar y cambiar de atuendo. El aparcamiento seguía ‘petado’ y el quiosquero no dejaba de meter botellas y latas en la cámara. A unos les tocaba vidrio, a otros latas, no se podía elegir. Bastante que pudimos beber algo frío.

 

Diez minutos antes de la hora obligada de parada del conductor estábamos todos en el bus. Pudimos salir de viaje pronto para no coger atasco y habiendo disfrutado de un día extraordinario de montañismo.

Coordinador: José Manuel

Fotos: PalomaM, AntonioZ, JavierA, Juanbe, ManuC, PedroC, Vicente

Texto: Manu