Fecha 06-11-10
Itinerario Subida al Volcán Teide desde el nivel del mar (playa del Socorro – Tenerife Norte)
Desnivel y Distancia Distancia: 55,7 km Desnivel: + 3.950m / - 1000m (hasta Montaña Blanca – TF-21)
Horario 10 horas y 30 minutos Total
Mapa
Tracks
 

TEIDE – NOVIEMBRE 2010

ALTERNATIVAS REALIZADAS: DESDE LA PLAYA Y DESDE MONTAÑA BLANCA.

VIERNES 5 – Llegada en avión: Madrid – Aeropuerto Norte Tenerife (Los Rodeos)

Por la mañana aterrizan Montaña M., Roberto S., Arturo A., Mercedes P., Félix R., Pepe S., Javier J., Javier Orlando N. y Arturo N.

Recogida de los dos coches de alquiler, modelo Seat Ibiza 5P. Posteriormente, nos dirigimos al Hotel Maga para ocupar las habitaciones y dejar todos los bártulos.

Comida en el hotel Maga.

Se formaron dos grupos: uno de ellos se dispuso a explorar el terreno para realizar vivac la noche del sábado 6 de noviembre, el otro grupo se dedicó a realizar la compra de los víveres y del agua.

Por la tarde aterrizan: Mayte M., Esther P., Vicky H. y Julia F.

Cena en el hotel Maga.

Organización de mochilas de ataque y de bártulos que posteriormente se utilizarán para el vivac.

 

SÁBADO 6 – Ascensión al Volcán Teide desde la Playa del Socorro.

Participantes: Félix, Arturo, Pepe, Mercedes, Javier J., Javier Orlando, Mayte, Julia, Esther, Vicky y Roberto.

Desayuno a las 6am, para coger dos taxis, en la Plaza del Charco (Puerto de la Cruz), con dirección a la Playa del Socorro. La duración del recorrido fue de aproximadamente 40 minutos.

Al llegar a la Playa del Socorro, algunos participantes se descalzaron mojándose los pies, otros tocaron con sus manos el agua del mar.

La mayor dificultad de toda la ascensión se presenta al principio, desde la Playa del Socorro hasta el mirador El Asomadero (desde donde se inician saltos de Parapente). Comenzamos la ascensión saliendo desde la playa del Socorro, sobre las 8am, y ascendiendo por una carretera con fincas de plátanos, a ambos lados. Atravesamos la TF-5 (Carretera Comarcal T-820), a través de un túnel subterráneo, y dejando el mar a mano derecha, caminamos unos metros por la carretera que lleva a Icod de los Vinos, para tomar el primer camino rural, de tierra en este caso, que encontramos a nuestra izquierda. Lo seguimos y al poco encontramos que el camino ha sido asfaltado. Continuamos por el hasta llegar a la población de Tigaiga.

Ya en Tigaiga visualizamos, en la calzada, unas indicaciones hacia el Teide con una flecha amarilla por donde proseguimos. El camino de las vueltas de Icod es fácil de seguir y se encuentra bien indicado. Es un camino empedrado que sin pérdida nos llevará a la carretera que sube a la población de El Lance.

Al llegar a una carretera, a esta altura de la ascensión, nos encontramos con un paso peatonal voladizo, paralelo a la carretera, el cual no se refleja en la foto adjunta. Hay que estar atentos al siguiente sendero que aparece en la siguiente foto, el cual es apenas imperceptible, ya que está casi borrado y no se aprecian pisadas en el mismo. Cuando divisemos un restaurante mirador a lo lejos, es necesario fijarse en la ladera de la izquierda, pues debe arrancar la senda que sube hacia El Lance.

Una vez en El Lance, continuamos por la calle principal, (carretera), hasta la primera calle importante y ancha que aparece a nuestra izquierda, la cual seguiremos, siempre en sentido ascendente, hasta dejar el pueblo a nuestras espaldas.

Seguimos caminando, y atravesamos muchas fincas y huertas particulares. Ascendemos hasta el Mirador de la Corona, identificado fácilmente por varias antenas de comunicaciones. También hay un punto geodésico, y, un murete que dejaremos a la izquierda de la pista que hemos de seguir. Posteriormente, la ascensión continúa dirección El Asomadero.

Continuamos por el camino, que sigue siendo de tierra. Lo seguiremos siempre en sentido ascendente, y rodeados de campos de labor. Aproximadamente a los 25 minutos de haber pasado por el Mirador de la Corona se nos unen un camino por la izquierda y otro por la derecha, el cual gira 180º alejándose en la misma dirección; seguir por la pista del centro, en sentido ascendente. Es importante, coger esta senda señalada correctamente, pues la complicación del terreno, puede generar confusión. Un detalle que nos dio fiabilidad en cuanto al camino tomado, fue que pasamos por la Fuente de Pedro, único y último lugar donde cogimos agua potable. Se trata de una mina de agua.

A los cinco minutos de haber dejado la Fuente de Pedro llegamos la antena del Asomadero.

En este punto, pillamos una larga pista forestal (en vez de subir directamente hacia el Teide como se indica en la Ilustración 6 "El Asomadero sin techumbre” seguimos por la pista forestal llaneando), la cual nos llevó tras 1 hora aproximadamente hasta la carretera TF-21, cerca de la cual, procedimos a hacer vivac.

Montaña y Javier G., se acercaron por la tarde con dos coches, nos trajeron los bártulos para realizar vivac, y el avituallamiento para el domingo y lunes. Uno de los coches lo dejamos aparcado, para posteriormente guardar en el los bártulos del vivac, y los restos de componentes que no necesitáramos. Posteriormente, Montaña, Javier G., bajaron a Mayte y a Julia hasta el Hotel, ya que ellas no iban a hacer vivac.

La noche al raso fue de lo más agradable, apenas hizo frio. Eso sí, mientras Javier Orlando, Esther, Javier J., Arturo, Mercedes, Félix, Roberto y Vicky formamos un grupo octal de vivac para dormir en una explanada, protegidos bajos los pinos, Pepe decidió que prefería dormir bajo una caseta con techo a dos aguas, al lado de la carretera TF-21.

Imágenes tomadas de la siguiente web, para poder relatar la subida al Teide desde la Playa:

http://casaruralvillarosario.com/juanx/Playa%20del%20Socorro-Teide.pdf

 

DOMINGO 7 – Punto Vivac –Montaña Blanca - Refugio Altavista (3.260m): Ascensión Vivac, agrupación en Montaña Blanca con participantes que empiezan aquí, y reanudación hasta el Refugio Altavista (3.260m)

Nos levantamos con el fresco del alba, aproximadamente sobre las 7am, y después de desayunar y de organizar todos los bártulos, iniciamos la marcha siguiendo la TF-21 unos 200 metros y acto seguido continuamos por un sendero del PN Teide dirección a Montaña Blanca, punto en el cual nos encontraríamos con Marian D., María Luisa M., Javier G., Montaña, Arturo N., Julia y Mayte.

En las proximidades de la TF-21 dejamos el Centro de Interpretación (Centro de Visitantes), enseguida enlazamos con el sendero número 6 “Montaña de los Tomillos”. El paisaje cambió completamente, pasamos de los bosques frondosos de pinos canarios a los matorrales bajos, codesos, arbustos y retamas. Se trata de un sendero de ascenso continuo, fácilmente transitable que al llegar a Montaña Blanca presenta una pendiente más acentuada. 

Aproximadamente tardamos cerca de 2h 30 minutos, recorriendo una longitud de 6Km, con un desnivel de 470m de subida hasta enlazar con el sendero 7 de Montaña Blanca hacia Pico del Teide.

Por el camino podemos observar estos antiguos ríos de lava con bolas de acreción, lo que comúnmente de denominan “Huevos del Teide”.

En la zona de Montaña Blanca (2.723 mts) nos juntamos los dos grupos y todos subimos hasta el Refugio Altavista. La ascensión hasta el refugio se realiza por rampas en zig zag que permiten una cómoda subida.

Llegamos muy pronto al Refugio Altavista (3.270 mts) y el guarda todavía no se encontraba en el mismo. Nos dispusimos a comer en las rocas aledañas al Refugio aprovechando los rayos del sol del día. Después de comer, sobre las 17h, muchos de nosotros optamos por subir los escasos 450mts que nos separaban del Teide y de esta manera poder disfrutar de uno de los maravillosos atardeceres recordados.

 

LUNES 8 – Amanecer en la cima del Volcán Teide – Pico Viejo (Montaña Chahorra) y Bajada hasta el Parador de Las Cañadas del Teide

A las 5am sonaron las alarmas, organizamos las mochilas, desayunamos y a eso de las 5:30am nos dispusimos a iniciar la ascensión de 450mts para ver amanecer desde la cima del Teide. La temperatura exterior se podía aguantar y nada más empezar a ascender, con los frontales puestos, ya sobraba la ropa y empezábamos a sudar.

Como hasta las 9am no se apostan los guardas del Parque en la zona del Teleférico, teníamos margen de sobra para disfrutar de la ascensión y poder deleitarnos con los colores del amanecer en el horizonte, con las emanaciones de azufre, y con el calor de la roca volcánica…

En la cumbre hacía muchísimo frío, y procedimos a realizar las obligadas fotos de rigor con la pancarta de la A.D. Grupo de Montaña Pegaso y enseguida comenzar el descenso.

En la bajada cogimos un sendero clasificado como difícil, ya que fue complicado al principio seguir los hitos correctamente. Caminábamos por ríos de lava. Hicimos parada en el Pico Viejo (antiguo cráter de 800mts de diámetro y paredes de casi 200mts de profundidad). Esta senda nos llevó hasta el Parador Las Cañadas del Teide. Fue un descenso agotador, ya que tenía mucho desnivel de bajada.

Nos aproximamos al Pico Viejo y desde su cima nos hicimos la siguiente foto, se puede apreciar el Teide al fondo, y desde aquí aún nos quedaban muchísimos metros por descender.

Cuando divisamos los Roques de García fue nuestra “salvación”, pues nos indicaban que estábamos muy cerca del Parador.

 

MARTES 9 – Barranco de Masca

TÉRMINO MUNICIPAL: Buenavista del Norte.

CÓMO LLEGAR: En el kilómetro 17 de la carretera TF-436, tanto desde el casco urbano de Buenavista del Norte como del núcleo de Santiago del Teide.

COMIENZO: Plaza principal del Caserío de Masca.

FINAL: Puerto Santiago.

DIFICULTAD: Baja.

DURACIÓN: 2 horas.

LONGITUD: 4 Km.

PROVISIÓN DE AGUA: En el Caserío de Masca.

LUGARES DE INTERÉS: Caserío de Masca; Ecosistema del barranco; Playa de Masca; Acantilado de los Gigantes.

VENTAJAS: Entorno natural de una increíble belleza. Recorrido de vuelta por el mar bordeando los acantilados.

INCONVENIENTES: Ninguno. Excepto los días de lluvia.

TIPO DE RUTA: Senderismo.

Desnivel: 600 metros

 

Nos desplazamos en los dos coches hasta el pueblo del Caserío de Masca. Previamente fuimos a visitar las piscinas naturales de Garachico.

Las carreteras de acceso al pueblo de Masca imponían. El espacio de la calzada es muy reducido y la carretera tiene muchas curvas muy cerradas. Cuando se cruza un autobús la situación se complica, porque hay que realizar muchas maniobras.

Los coches los dejamos aparcados en Masca, con la intención de descender todo el Barranco de Masca hasta la playa, donde subiríamos a una barca que nos transportaría hasta la Playa de los Gigantes. Antes de salir del pueblo de Masca compramos los billetes para la embarcación en la playa.

Estando en la plaza, vemos una imagen espectacular del Roque Catana que resguarda la parte baja del caserío así como de la cabecera del barranco; partiendo desde aquí en suave descenso por la calle principal del pueblo, nos encontramos, en un lugar concreto, con un gran cartel informativo que nos indica el comienzo de la ruta, es un sendero zigzagueante y escalonado que desciende bruscamente hacia el fondo del barranco entre Piteras (Agave americana), Pencones (Opuntia máxima), Retamas (Retama monosperma) y Tabaibas (Euphorbia antropurpurea), teniendo unas vistas inmejorables del palmeral del Lomo de Masca con bancales de cultivo abandonados y casas rurales aisladas. Ya casi llegando al cauce, nos encontraremos un cartel de madera y la curiosa recomendación de no alimentar a los gatos salvajes que son muy comunes por este lugar.

Por unos escalones tallados en la roca llegaremos al cauce propiamente dicho y lo tendremos que salvar por un puente de madera para, en la vertiente contraria, transitar por un corto espacio sobre un empedrado de reciente construcción junto a un majestuoso cañaveral. Luego caminamos entre grandes piedras y el risco de la vertiente del barranco, para terminar en la cuenca de la depresión en un espacio pedregoso por donde discurre casi llano el camino. La vista con curiosas formas de los altos riscos que rodean el recorrido es impresionante y su verticalidad es extrema, por lo tanto la sensación de soledad y tranquilidad del lugar es uno de los atractivos de este paraje natural. Hay una bifurcación de barrancos en Los Dos Barrancos donde crecen Magarzas (Argyranthemum gracile), Vinagreras (Rumex lunaria) y alguna Palmera aislada (Phoenix canariensis) junto a un arroyo natural que en determinadas épocas del año lleva agua, y que nosotros lo encontramos seco. Por la vertiente izquierda circula un canal de agua en desuso que, incrustado en la roca, llevaba agua de las galerías próximas hacia las zonas pobladas de Santiago del Teide, y también encontramos alguna construcción antigua de cemento para el aprovechamiento del agua; cerca está la Barranquera de los Bucios, una resbaladera inmensa de material volcánico que se precipita desde lo más alto del Risco de Guayana.

A partir de aquí la ruta discurre por el cauce del barranco, unas veces por el fondo del mismo y otras desviándose un poco hacia las vertientes, por un sendero perfectamente definido, pasando por numerosos y variados paisajes, como por ejemplo una de las zonas más húmedas que mantiene prácticamente un pequeño riachuelo durante todo el año entre un extenso cañaveral. Hay otra zona de paso de ganado, nos encontramos con cabras sueltas refugiándose en cuevas inaccesibles para el hombre. Las formaciones rocosas curiosas también hacen aparición en forma de grandes huecos como es el caso de un puente natural de roca característico y mil veces fotografiado, ya que este paraje es uno de los espacios naturales más visitados de la isla.

Encontramos más adelante una zona donde crecen enormes Ñameras (Colocasia esculenta), plantas introducidas y de grandes hojas cuyas raíces son comestibles y forman parte de la gastronomía de Canarias. Llega un momento en el que el cauce se abre, ofreciendo un paisaje menos vertiginoso, la vegetación de costa, como los Balos (Plocama pendula), y un clima más árido y seco, nos hacen presagiar la cercanía del océano y de repente en una gran curva y recorriendo un auténtico laberinto de grandes rocas, aparece la primera imagen del mar en una playa de grandes rocas y callaos (cantos rodados) donde hay una edificación bajo una especie de oasis lleno de grandes árboles y palmeras.

A la derecha el acantilado de Los Carneritos cae sobre el mar y forma una pequeña cala de arena negra y de aguas cristalinas entre éste y la Punta Incienso, que en plena bajamar se convierte en un auténtico paraíso para el baño y disfrute. A la derecha hay una pasarela de cemento que termina en el Roque de los Bajos donde hay un minúsculo embarcadero donde atracan barcos con turistas que vienen a pasar el día en la playa y donde nos embarcamos, por supuesto, habiendo comprado en un bar habilitado los tickets correspondientes para navegar en la embarcación.

El regreso hasta Puerto Santiago es altamente recomendable ya que bordea el acantilado que separa unos seis kilómetros la Playa de Masca del puerto ofreciéndonos una imagen irrepetible de los riscos de mas trescientos metros de altura y si tenemos suerte podremos ver hasta Delfines y Calderones Tropicales.

En resumen: es un sendero muy sencillo, sin ningún tipo de complicación, no hay bifurcaciones a otros caminos ni nada parecido, que en 2 horas lo recorrimos. El río estaba seco, por lo tanto, no encontramos ningún peligro, probablemente con lluvia, está desaconsejado descenderlo, ya que la roca puede resbalar y se pueden formar riadas. Salimos aproximadamente del pueblo de Masca a la 13h y a las 16:30h salía la última embarcación dirección a la playa de los Gigantes.

Todos pillamos la embarcación, excepto Esther que decidió ascender el Barranco hasta el pueblo de Masca y ya esperarnos en el aparcamiento, donde teníamos los coches.

En el embarcadero de los Gigantes, pillamos un taxi grande de 8 plazas que nos dejó en el pueblo de Masca y nos reencontramos con Esther.

 

MIÉRCOLES 10 – Macizo de Anaga – Chamorga- Casas de Tafada Faro de la Punta de Anaga – Roque Bermejo – Punta Hidalgo

Nos dirigimos al Caserío de Chamorga, el más oriental de toda la Isla de Tenerife y donde se termina toda posibilidad de seguir circulando con el coche. Chamorga es uno de los caseríos más pintorescos y el más importante en cuanto a población se refiere de Anaga-Norte.

En el mismo centro del pueblo salen indicaciones para varios senderos, nosotros elegimos el sendero señalizado como Tafada, Roque Bermejo, Las Palmas. El camino comienza en subida entre pencas y piteras. Seguimos el sendero hasta llegar a un cordal, y nos desviamos del camino para observar el Faro de Anaga desde la parte de arriba del acantilado.

Al retomar el sendero se torna resbaladizo, hay mucha umbría, es muy húmedo y hay mucha vegetación de laurisilva. Contemplamos muchas Canarina canariensis o comúnmente conocidas como “campanillas”.

El camino está excavado en forma de escalera por una pared de piedra que da varias curvas y apenas tenemos espacio para agarrarnos, la senda a partir de aquí es muy pintoresca, hay varios miradores naturales desde donde se puede ver el paisaje inigualable de esta parte de Anaga con el caserío de Chamorga casi siempre presente, en una curva, encontramos de pronto después de una pequeña bajada, dos casas juntas en ruinas, son las Casas de Tafada, están completamente en ruinas.

Cuando llegamos a un cruce de senderos, un grupo fue dirección al punto de origen y otro marchó hasta Taganana.

JUEVES 11 Punta Hidalgo –Bejia – Batán de Abajo –Punta Hidalgo

Esta ruta comienza en el pueblo de Punta Hidalgo, pueblo de un tamaño considerable situado en la costa oeste del norte de la isla, en el borde inferior del macizo de Anaga.

Para acceder a él en coche desde el Puerto de la Cruz se ha de coger la autopista en dirección norte, tomando la salida del pueblo de Tegueste, pero sin entrar en él, desviándose antes hacía Tejina, y Bajamar, el último pueblo anterior a Punta Hidalgo.

Se trata de una ruta circular que da comienzo en la propia carretera enfrente de la iglesia del pueblo donde se puede aparcar el coche. El recorrido de ida transcurre por la loma que deja a la izquierda el Barranco Seco, ascendiendo hasta el caserío de Bejia donde se pueden ver viviendas cueva. Siguiendo por el camino ascendemos hasta el pueblo de Batán de Abajo a 600m de altura. El camino de vuelta se inicia en una de las calles del pueblo y desciende hasta llegar al fondo de un barranco que se llama Barranco del Rio, dejando a la izquierda un alto conocido como Roque Milano. Desde el fondo del barranco, el camino transcurre por un cauce seco, existiendo la posibilidad de tomar a la izquierda un antiguo canal de agua: Se descartó esta posibilidad por la incertidumbre sobre la conservación del mismo y por la ausencia de marcas. El camino marcado continúa por el cauce seco, que se va ensanchando y finalmente termina en una playa de cantos rodados, desde la cual se asciende a un puesto de información del propio pueblo de Punta Hidalgo, donde se había iniciado la marcha. Desde ese punto y en unos quince minutos se retorna a la iglesia de partida pasando junto a fincas de plataneras.

 

VIERNES 12 – Isla de Gran Canaria – Techo de la provincia de Las Palmas: El Pico de las Nieves (1.949 metros) desde la Degollada de Cruz Grande, por el camino de la Plata y el Camino de la Raya.

Participantes: Arturo, Félix, Pepe y Mercedes.

Supermadrugón para tomar el ferry a las 7am, para viajar desde Tenerife a Gran Canaria, llevando el coche de alquiler. Malestar general por culpa de los vaivenes del ferry. Tras desembarcar en Agaete procedimos a circular por la carretera GC-2, y posteriormente por la GC-60 atravesando la localidad de Tejeda, para llegar cerca de San Bartolomé de Tirajana, desde donde comenzaba la senda para subir El Pico de las Nieves.

Hicimos una parada para llenar el depósito de combustible, y para tomar un cafecito y despejarnos, porque algunos estábamos algo mareados por culpa de tanta curva y contracurva. Por cierto, el cafecito, era infame. Eso sí, redescubrimos nuestra querida bebida Mirinda.

Lentamente nos vamos acercando al centro montañoso de la isla, con sus paisajes abruptos y picos altos, que se van vislumbrando ya desde la distancia, mientras nos aproximamos por las estrechas y serpenteantes carreteras, que dejan a un lado pintorescos pueblecitos encantados, estrechas terrazas dedicadas al cultivo, altas mesetas, hondos barrancos y rocas basálticas de formas peculiares.

Por el camino encontraremos en primer lugar una rica vegetación subtropical, que incluye algunos árboles frutales y eucaliptos, y que serán sustituidos, a medida que vamos subiendo, por pinos, encinas, arbustos y matorrales. Incluso los lugares que parecen más inaccesibles, pueden alcanzarse por pequeñas carreteras o caminos de tierra.

El pico más alto de Gran Canaria, con 1.949 metros de altitud, es el Pico de las Nieves, que es, además, también su centro. Le siguen en altitud el carismático Roque Nublo, con 1.817 metros de altitud, con una roca basáltica de 60 metros, en su parte más alta, y el Roque Bentayga, de 1.412 metros. Estos dos roques eran considerados sitios sagrados por los antiguos pobladores de la isla, y dejaron en los mismos muchas inscripciones, sitios ceremoniales y de almacenaje de grano.

La mayor parte del centro de la isla está cubierta, bien de parques arqueológicos, que dan testimonio de la vida de los nativos, o de reservas naturales, con el objeto de preservar el ecosistema de estos paisajes únicos.

La temperatura a esta altura es bastante más baja que en el resto de la isla, produciéndose neblina en los puntos más altos, pero si el tiempo está despejado, disfrutará de unas vistas panorámicas espectaculares, e incluso, se vislumbrarán algunas islas vecinas como Lanzarote, Tenerife, La Gomera y La Palma.

El Pico de las Nieves está situado casi en el centro geográfico de la Isla de Gran Canaria, en el borde septentrional del espacio protegido “Monumento natural de los Riscos de Tirajana”. Su cima se halla ocupada por radares y antenas militares y hasta ella llega una carretera que concluye en un mirador. Desde allí, se disfruta de una extraordinaria panorámica, especialmente sobre el macizo del Roque Nublo (1.813 metros) y el Teide (3.718 metros), situado en la isla vecina de Tenerife.

El punto más alto de la isla se halla en un pitón rocoso situado al S.S.E. de los radares, denominado Morrón de la Agujereada (1.956 metros). Se necesita escalar para llegar a su cumbre (IV+/V-). El vértice geodésico se encuentra encima del mirador dentro del vallado de las antenas, en zona militar.

En Canarias se llaman degolladas a los collados. La carretera GC-60 que comunica San Bartolomé de Tirajana con Ayacata, procedemos a dejar el coche aparcado para iniciar el sendero que parte hacia el Norte que lleva hasta la Degollada de los Hornos, en la cabecera del Barranco de Tirajana.

El sendero asciende por el borde oeste de la Caldera de Tirajana, bordea unos riscos y se dirige hacia el Paso de la Plata, donde el camino está empedrado y cuenta con muros de contención de piedra seca (este tramo es un histórico sendero de finales del siglo XIX que ha sido restaurado). Más adelante atraviesa los llanos de Pargana y continúa remontando en dirección N.E. hasta la Degollada de los Hornos (1.719 metros), donde hay una señal de entrada a Espacio Natural Protegido. Antes de alcanzar la Degollada, se divisa a la izquierda un arco natural de roca (Ventana del Nublo).

En la Degollada, el sendero se cruza en perpendicular con el Camino de la Raya, siguiendo por la derecha el camino asciende por el pinar hasta la base del Campanario (1.926 metros) y sigue hacia el N.E. por el borde superior de los Riscos, pasando por las degolladas del Campanario y de Piedras Blancas, hasta alcanzar el Pico de las Nieves.

Al llevar al Pico de las Nieves, nos quedamos algo decepcionados pues el Morrón de la Agujereada es 40 metros más alto y no lo pudimos subir, porque no llevábamos material de escalada.

 

SÁBADO 13 - Los Silos - Cuevas Negras – Erjos – Ruta circular por los barrancos de Cuevas Negras y Cochinos

Punto de partida: Iglesia, en la carretera principal, en el centro de Los Silos.

Desnivel: Aproximadamente 950m. Duración: 6h. Se hizo el sentido difícil y de mayor dureza: Los Silos - Erjos, y no Erjos – Los Silos.

Las selvas nubladas del Monte del Agua, situadas más arriba de Los Silos, son unas de las más antiguas de la isla. Preciosos y viejos caminos y sombrías sendas forestales dibujan para los excursionistas esta zona del Macizo de Teno. Bellos caminos empedrados recorren las fincas.

Comienza la marcha en la Plaza de este municipio de Los Silos, se toma la calle Susana hasta los Lavaderos, recorremos dicha calle entre antiguas casas e ignoraremos a unos cien metros el sendero PR-TF-54 que se desvía hacia la derecha y que va hacia Las Moradas; unos cuatrocientos metros después pasaremos junto a unos lavaderos recientemente restaurados y luego el camino se va estrechando aún mas hasta que transitemos sobre un recorrido de cemento, el cual nos lleva hasta un puente de madera que cruza sobre el Barranco de Cuevas Negras, que en este tramo tiene un cauce muy poco profundo, por donde casi todo el año circula un pequeño hilo de agua.

Después de cruzar el puente, junto a una gran Palmera Canaria (Phoenix canariensis) llegaremos a otra pista de cemento que recorre una zona eminentemente agrícola ya que hay multitud de huertas cultivadas, dicha pista la tendremos que recorrer unos seiscientos metros con el testigo del impresionante Roque de las Moradas a nuestra derecha, hasta encontrarnos, bajo una casa de color teja, con una bifurcación señalizada que se desvía del recorrido principal hacia la izquierda y que discurre por el cauce del barranco. Enseguida nos toparemos con un muro de piedra donde hay una señal de entrada al Parque Rural de Teno y donde comienza el empedrado del sendero junto a un canal de agua que asciende en fuerte pendiente pasando al lado de varias huertas desde donde sobresalen las ramas de enormes árboles frutales.

El recorrido zigzagueante pasa entre Cerrajas (Sonchus acaulis), Helechos (Diplazium caudatum), Bicacareras (Canarina canariensis), Corona de la Reina (Gonospermum fruticosum) y multitud de vegetación. Mientras ascendemos vamos dejando a nuestra derecha el cauce cada vez más profundo del Barranco de Cuevas Negras y entre grandes ejemplares de Tabaibas (Euphorbia mellifera) iremos fijándonos en los grandes riscos que separan dicho cauce de el del Barranco de los Cochinos donde podremos apreciar algún ejemplar aislado de Drago Canario (Dracaena draco).

Seguidamente pasaremos bajo un enorme risco de color negro formado por infinidad de cuevas mientras una tubería acompaña nuestros pasos entre Vinagreras (Rumex lunaria), Incienso (Artemisia thuscula) y Tabaibas (Euphorbia mellifera); las vistas de los peñascos colindantes nos da idea de la profundidad del barranco que vamos salvando y de pronto encontraremos un canal de agua en desuso entre Helechos (Diplazium caudatum) y rodeado el entorno de grandes ejemplares de Acebiños (Ilex canariensis) y multitud de Bicacareras (Canarina canariensis).Una vez habiendo llegado a Erjos, comemos y Esther en vez de caminar dirección a Los Silos, va en dirección al Faro de Teno. El resto, continuamos hasta el pueblo de Los Silos, atravesando un bosque gigantesco de laurisilva. 

  

Una vez que llegamos a Los Silos, nos preparamos y nos dirigimos al Faro de Punta de Teno, donde habíamos quedado con Esther, y junto con Javier (que ese día disfrutó de una inmersión de submarinismo) y Pepe.

La carretera de acceso al Faro tiene un cartel en la entrada que nos informa que en días de lluvia o viento, la carretera se encuentra cortada ante el peligro de desprendimientos en los acantilados.

 

DOMINGO 14 – JORNADA DE DESCANSO.

Disfrutamos de compras en el puerto de la Cruz y de unas horas en la Playa Jardín, tomando el sol y un chapuzón.

 

Autor: Merxe

ACCESO SOCIOS

Las cookies deben estar habilitadas en su navegador

Si eres socio y no tienes contraseña haz clic aquí

FEDÉRATE

Licencias FMM 2020

¡¡¡Solicita tu licencia anual!!!

Modalidades y Precios Licencia 2021

¿Qué hacer en caso de accidente? Teléfonos en caso de accidente

Si estas federado con otro club, envía una foto del carnet con los datos a licencias2021@montanapegaso.es

ÚLTIMAS ACTIVIDADES

SEGURIDAD

Leer más

Calcula tu M.I.D.E.
Herramienta para evaluar la dificultad de una salida. 

TABLÓN DE ANUNCIOS

Anuncios   Foros
Compra-venta de material, salidas no oficiales, convocatorias montañeras, opiniones...

TIEMPO

El Grupo de Montaña Pegaso es una asociación sin ánimo de lucro integrada por un heterogéneo grupo de personas, con el fin de disfrutar de la naturaleza al aire libre mediante la práctica de deportes de montaña.

Si quieres proponer y coordinar una actividad, por favor envíala a calendario@montanapegaso.es.

CONTACTO


LUGAR:
Centro Cultural Eduardo Chillida (mapa),
C/ Arroyo Belincoso, 9 - 28030 Madrid (metro Vinateros)

HORARIO:
18:30h. a 21:00h.
Los segundos miércoles de cada mes.

TELÉFONO Y WHATSAPP:
641 414 426
Martes, miércoles y jueves de 19:00h. a 21:00h.
 
CORREOS:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

REDES SOCIALES