Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Memorias

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

La Garganta Jaranda y El Estecillo

X Edición Cordales Pegaso 2018

15 de Septiembre de 2018

Comenzamos la jornada saliendo muy temprano desde Madrid. El desplazamiento hasta el inicio de la ruta, es largo, pero en cómodo autobús y buena carretera se lleva bien. Después de una parada y últimos repasos a la información de la actividad llegamos a Guijo de Santa Bárbara, que nos recibe con un día bastante soleado y de calor, aunque irá cambiando, y de qué manera, a medida que llegue la tarde. 

Somos 43 participantes, de los que 9 empiezan de inicio la opción corta y el resto la opción larga. El calor se hace notar desde las primeras rampas fáciles de la Garganta Jaranda, pero no impide a los participantes de la opción larga mantener un ritmo adecuado a las previsiones horarias de paso por los puntos de referencia. Mientras tanto los participantes de la opción corta toman directamente el desvío que remonta la ladera hacia la Garganta del Campanario, reagrupando por el camino a dos compañeros que han desistido de la opción larga.

Antes de las dos de la tarde los participantes de la opción corta completan su llegada a la Ermita de las Nieves, el punto más alto en esta opción, y aprovechan para tomar un almuerzo distendido. Nubes muy grises empiezan a asomar por detrás de la Portilla Jaranda y el Estecillo, en el momento en que desde la cabecera de la marcha larga comunican por la emisora que acaban de hacer cima en El Estecillo, mientras que desde la escoba informan que se encuentran cerca de alcanzar la Portilla Jaranda. 

Tiene pinta de ponerse a llover. Tres participantes de la opción corta deciden iniciar el descenso a Guijo de Santa Bárbara, los demás aguardan junto al refugio y la lluvia se hace presente a los pocos minutos. 

En menos de una hora escampa, y el grueso de la marcha corta reanuda la marcha hacia Guijo. Por momentos parece que los claros se imponen a las nubes, y que la peor previsión ya se cumplió. Sin embargo, en la ladera opuesta de la Garganta Jaranda una tormenta truena y jarrea, y avanza hacia Guijo, al igual que los participantes de ambas marchas.

Un bonito espectáculo para verlo desde la distancia, pero no queda más remedio que pertrecharse con las capas de agua. A menos de dos kilómetros para llegar al autobús, el chaparrón llega hasta el segundo grupo de la marcha corta. Tal es la cantidad de agua que cae, que en cuestión de segundos nos empapa de pies a cabeza, convirtiendo los senderos en arroyos.

En el último tramo de ruta, una pista hormigonada, poco importa ya cruzar los charcos metiendo los pies por donde sea. Entrando en Guijo el temporal amaina. Celebramos reagruparnos con los primeros compañeros de la marcha corta, ya cambiados de ropa, y procedemos a hacer lo propio al cobijo del autobús. Muchos han sido previsores y han traído ropa de recambio de pies a cabeza. Entre las chicas, tirando de veteranía y experiencias varias se las ingenian para procurarse una falda deportiva a partir de camisetas secas, digna de patente. 

Finalizada la marcha corta y a buen resguardo todos sus participantes en el bar o dando una vuelta por Guijo, empiezan a llegar en muy buen horario los participantes que abren la marcha larga, igualmente calados, pero por suerte, la nube no alcanzó a todo el grupo.

A medida que calle abajo van llegando compañeros, los que iban en la mitad de la marcha cuentan que pudieron resguardarse del aguacero en el Refugio de las Nieves, y los de la parte final, y otros tres experimentados compañeros que alargaron la opción larga hasta las Azagayas, se libraron completamente de la nube. 

Con tiempo para tomar algo, en el horario previsto damos por finalizado el día en Guijo y retornamos a Madrid. Mi agradecimiento a todos los participantes de la actividad por su asistencia y su buena disposición ante los inconvenientes por la distancia y las inclemencias, así como a Pedro Leguina y Vicente Sánchez por sus fotos. 

Coordinador de la actividad: Jorge García Ruiz