Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Pirineos

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

Ascensión a Peña Telera (2.762 m) y Peña Oturia (1.916 m)

16 al 17 de junio de 2018

Viernes, 15 de junio. El Pueyo de Jaca.

Como es habitual, los coches van llegando al albergue Quinta Vista Alegre del Pueyo de Jaca paulatinamente durante la tarde del viernes y sus ocupantes van explorando la oferta hostelera del pueblo: hay quien cena en la terraza del bar del pueblo, quien se sirve del buffet del albergue, y quien da cuenta de la cena traída de casa en el comedor del albergue. Las habitaciones son colectivas, las literas cómodas y hay espacio suficiente para los pertrechos.

Sábado, 16 de junio. Peña Telera

Las dos opciones propuestas inicialmente subían a la Telera bien por la faja, o bien rodeando Peña Parda. Conversaciones con el GREIM de Panticosa y el refugio de Telera nos disuaden de intentar el paso horizontal y su trepada de salida, debido a que el mal estado de la nieve hace muy peligrosa la travesía por este paso tan expuesto. A los que no llegan tan disuadidos a Panticosa, se les convence. Así que la mayor parte del grupo intentará Peña Telera subiendo a Peña Parda, y cinco personas subirán por el Plan de Usabas.

Como haremos una travesía, saliendo de La Cuniacha (Piedrafita de Jaca) para llegar a Santa Elena, tenemos que mover todos los coches al punto final, y volver sus conductores en taxi a encontrase con el grupo en Piedrafita. Entre que nos dan de desayunar algo tarde para nosotros (a las 7.30) y que esta maniobra lleva tiempo, empezamos a andar sobre las 9:15h con cielo despejado y una buena temperatura.

En una hora llegamos al ibón de Piedrafita en amena charla y a partir de ahí, se habla menos, el camino se empina para alcanzar en breve el collado desde donde vemos la canal de Covachirizas a las 11.30. En esta ruta haremos frecuentes paradas de reagrupamiento para comprobar el estado de los participantes y de sus pertrechos, ya que íbamos un poco preocupados por el estado de la nieve, tal como nos habían advertido. Con los crampones puestos vamos subiendo cómodamente por la canal.

Avanzamos desde el collado, algunos se despiden con pena del desvío hacia el paso horizontal, y empezamos a rodear la Peña Parda o Covachirizas, que suponíamos (y así es) que tendrá neveros pero no con caídas al vacío, como la faja prometía.

Quitando y poniendo crampones (la mayoría de nosotros), y con algún susto y magulladuras por resbalones, afrontamos la subida a Peña Parda entre niebla. Como siempre hay que destacar la importancia de llevar el material que se pide en la información de las salidas, el saberlo utilizar y el sacarlo cuando se necesita, para evitar males mayores. Justo antes de iniciar la subida a Peña Parda, nos habíamos encontrado al grupo que subía a buen ritmo del Plan de Usabas, y que se dieron ahí la vuelta hacia Santa Elena, salvo una persona de este grupo, que fue la primera en llegar a la cima.

La niebla fue la excusa para que algunos caballos alados echaran a volar hacia la Telera. Otros subimos a Peña Parda siguiendo distintas variantes. Una pedrera interminable nos agota y desmoraliza, los últimos del grupo ya pensamos en terminar la ruta en Peña Parda cuando se abre la niebla y vemos Peña Telera en frente. Demasiada tentación. Es tarde, pero aún nos quedan muchas horas de luz y se ve tan cerca…

No podemos resistirnos y los últimos del grupo atacamos la cima para reunirnos con los que ya llevaba un buen rato ahí (16 h).

Bajaremos buscando las marcas que acercan al collado entre Telera y peña Parda. Allí, y dada la hora, se decide no hacer el largo descenso por la Tasca de la Espelunga y descender directamente hacia la Plan de Usabas para seguir el barranco del Puerto. Disfrutando del paisaje, caminamos hacia el fuerte y la ermita de Santa Elena, donde esperan los coches.

La bajada es larga, y aunque ya es bastante tarde nos lo tomamos con calma y los últimos del grupo llegan a los coches a las 21.30 h. Aún hay luz, pero ésta era la hora límite para presentarse a cenar en el albergue, y todavía queda por recorrer un tramo de carretera. Los coches se han ido según se llenaban, y los compañeros consiguen que nos abran el comedor hasta las 22.00h, por lo que nadie se va a dormir castigado sin cenar.

Coronamos Peña Telera 25 de 30 participantes. Han sido 18 km, 1653 m de desnivel positivo y 2.000 m negativos. Lo normal, vaya.

Domingo, 17 de junio. Peña Oturia

Como es habitual, el domingo se van definiendo los planes de cada uno en el desayuno. Desayunamos a la hora habitual del albergue (las 8 h) y empezamos a andar desde Yebra de Basa sobre las 10.30 (parece que aprovechamos el equinoccio de verano saliendo tarde) por la ruta de las ermitas hasta la Ermita de Santa Orosia, con el salto de agua bastante caudaloso.

Hace bastante calor, y la larga jornada de ayer hace mella en las ganas de parte del grupo de completar la ruta prevista.  Aún así, todos nos ponemos en marcha siguiendo la ruta de las ermitas, muy popular por la zona,  según ascendemos por el valle vamos pasando por distintas ermitas hasta llegar a las más llamativas, que son las ermitas rupestres de San Cornelio y de la Cueva, excavadas bajo la cascada que forman las aguas del Barranco de Santa Orosia (El Chorro).

Aquí algunos miembros del grupo se dan la vuelta, y otros hacen un recorrido circular hasta la ermita de Santa Orosia, un poco más de media hora. Parte del grupo, ya muy disgregado, continúa hacia Peña Oturia y completa la ruta propuesta inicialmente. En la cima, muy poblada, disfrutamos de unas vistas espectaculares del Pirineo, desde el Pirineo navarro a Ordesa, y al más allá.

El camino baja en pronunciada pendiente por la ladera de conglomerado de la Punta del Mallo y se desdibuja entre campos de cereales y formaciones margosas tras pasar por San Román de Basa.

Vamos en el grupo de cola. Recolectamos a algún participante despistado entre los trigales y llegamos los últimos a Yebra de Basa a las 16,30 h (el primer grupo en recorrer esta ruta había llegado a las 14 h) donde nos reunimos en un restaurante a repostar antes de volver a Madrid.

Esta interesante ruta por el Prepirineo la completamos 12 personas y supuso 17,8 km y 1.180 m de desnivel.

Coordinador: Javier Castaños