Ascensión al Tempestades y Vallibierma

30 Junio - 1 de Julio 2018

Viernes 29 de Junio. Llegada al Refugio de Cap de Llauset 

*Antes de nada aclarar que, por ser rutas coincidentes, esta narración del Fin de Semana es copia (autorizada por su generosa autora) de la memoria de la Travesía Completa, a excepción de la parte final en la que describo (gracias a las aportaciones de 2 de los miembros del fin de semana) la vuelta a los coches el Domingo de los participantes del fin de semana.

Según vamos llegando, unos por la mañana, otros por la tarde, otros por la noche (cerrada), vamos subiendo los pocos metros que hay desde el embalse hasta el novísimo refugio.

En el camino perfectamente señalizado como GR, encontramos un puente de metal sustituyendo a los sucesivos puentes de madera que son arrastrados periódicamente por la corriente. No podemos evitar mojarnos ligeramente debido al ímpetu del inusual (por estas fechas) deshielo, pero afortunadamente se trata de un paso más seguro que de costumbre.

Pasada la Cabaña de Botornás la pendiente se suaviza y atravesamos algunos neveros antes de llegar al desvío del refugio. Un último empujoncillo nos remonta hasta el refugio, aún en obras. Nos distribuimos en las habitaciones de 6 y 8 y procuramos descansar para la jornada de mañana.

Sábado 30 de Junio. Tempestades - Refugio de Cap de Llauset

Madrugamos para acometer la subida al pico estrella de hoy. Por consejo del guarda del refugio decidimos evitar cualquiera de las diagonales, de subida, o de bajada, de nuestros tracks. Por tanto abandonamos la idea de ascender al pico Russell. Marcamos como objetivo en cambio el pico Tempestades, haciendo subida y bajada por el camino de vuelta que marca nuestro track.

Comenzamos la jornada subiendo por el GR hacia el collado de Vallibierna. La subida es algo vertical pero nuestras energías están intactas y, a pesar de tener que transportar el material invernal, ascendemos a buen ritmo. Nos encontramos el primer nevero justo antes del collado y algunos sacamos el piolet para asegurar los últimos metros algo más verticales.

Desde el Collado de Vallibierna ya tenemos vistas del pico de Vallibierna, del Russell, y del Tempestades, y por supuesto la Collada de los Bucardos, que será nuestro próximo objetivo.

En este punto una de las participantes decide volver al refugio. El resto seguimos hitos en dirección a los Bucardos (Isards), en un camino en el que en ocasiones tenemos que echar las manos. Como consejo: seguir los hitos evitando subir a la collada hasta prácticamente la mitad de la misma es mucho más sencillo y rápido que intentar subir desde el principio.

Pasada la collada unos cuantos compañeros deciden continuar por la cresta, en dirección al Collado dels Bouquetins. A través de la emisora nos van dando noticias que nos desaniman a seguirles, optando nosotros por dirigirnos al nevero para llegar hasta el collado.

Así lo hacemos. Aunque la nieve está en buen estado y es difícil que nos caigamos muchos metros, la mayoría calzamos crampones y echamos mano del piolet para llegar al collado, que atravesamos. A la salida del mismo nos encontramos con un paso medio complicado debido a la cantidad de nieve, pero aprovechando una rimaya conseguimos atravesarlo sin más incidentes.

Hemos alcanzado a los compañeros que escalaron por la cresta, que han llegado al interminable nevero que hay en la falda del Russell. Deberemos bajar unos metros para esquivar la Agulla SW del Russell y comenzar desde allí a ascender por el nevero-glaciar hasta el pico Tempestades. 

Aquí los grupos se van distanciando en función de las diferentes capacidades físicas y grados de cansancio. Aprovechamos nieve prácticamente hasta la cima del Tempestades, y en los últimos metros nos deshacemos de los bártulos para llegar bien ligeros a la cima.

Felicitaciones, algunas fotos (desafortunadamente la vista hacia el Aneto está cubierta de nubes), y comenzamos a bajar.

En el camino de bajada unos cuantos compañeros deciden acercarse cresteando al Margalida, siguiendo el track.

Otro participante decide aprovechar la huella de otros montañeros ajenos al grupo que se han aproximado al pico desde el nevero, abordando al Margalida prácticamente desde su base por el S.

El resto ya hemos tenido bastante, que coronar el pico ha sido duro, y optamos por bajar tranquilamente hacia el refugio.

El día se pone radiante y poco a poco vamos desandando el camino. Para atravesar Bouquetins tanto los que eligieron la cresta, como los que eligieron el nevero, optamos por otra combinación intermedia que nos evita perder demasiada altura y a la vez complicarnos con la cresta.

De vuelta en el Collado de Vallibierna, por pasos conocidos nos vamos aproximando al refugio, la mayoría a tiempo para darnos una buena ducha, y para cenar tranquilamente.

Anécdotas sobre la ascensión sazonan la cena y las imágenes en las retinas decoran nuestros sueños con montañas.

Domingo 1 Julio. Refugio de Llauset - Vallibierna - Refugio de Estós

Correcto desayuno para comenzar la jornada.

En esta ocasión el guarda nos confirma que podemos subir al Vallibierna si queremos sin pisar nieve, así que tiramos de track. 

Todos juntos comenzamos de nuevo subiendo en dirección al Collado de Vallibierna, pero antes de llegar un desvío nos encamina hacia el pico del mismo nombre. En este desvío, uno de los participantes de la travesía decide continuar hacia el collado y marchar por el valle hacia el Refugio de Coronas, lugar de encuentro con el taxi. Le damos una emisora, y el resto nos enfrentamos a la sencilla ascensión. 

Los hitos son abundantes y la ascensión resulta bastante placentera. Nos sorprende a casi todos encontrarnos tan rápidamente frente a la última pala de nieve justo antes de la cresta. 

Todos la subimos y ya en la cresta, algunos intentamos aprovechar la cobertura telefónica para hilar los últimos flecos. 

El paso del Caballo está a rebosar de gente, pasándolo en ambos sentidos. Hasta varios perros se apuntan a transitarlo. Hay que esperar algo de cola, pero poco a poco se va despejando y conseguimos pasar todos (alguno de ida y vuelta).  

Llegados al Culebres, se separan los grupos de “Travesía Completa” y “Fin de Semana”. 

Así que nos despedimos de los compañeros que regresaban a Madrid y continuamos nuestro prometedor periplo por el macizo del Posset. 

Según el relato de dos de los compañeros de fin de semana, en la bajada del domingo a los coches también hubo diferentes alternativas. 

Un grupo bajó por la ruta programada, desde el Culebres, por el track facilitado hasta el collado de Llauset, en la cabecera del valle en unos 40' y desde allí, también por el track, (o sea por el valle de Llauset), hasta el aparcamiento del embalse en aproximadamente otra hora y media. Al parecer hicieron uso de crampones para bajar desde el collado hasta aproximadamente los 2400m. punto en el que dejó de haber nieve. 

Otro grupo decidió dejar material (crampones, piolet y lo que sobrase) en el refugio y volver por el mismo recorrido de la subida para pasar por el refugio. De los que bajaron al refugio, unos pasaron a Culebres por el Paso del Caballo y volvieron a pasar de nuevo para volver al refugio, y otros volvieron directamente sin pasar por el Paso del Caballo. 

Otro reducido grupo decidió quedarse en las inmediaciones del refugio realizando rutas alternativas. 

Por último, quiero manifestar mi profundo agradecimiento a todas las personas que con su participación han hecho posible este fin de semana y esta travesía. 

Gracias a la excelente disposición y las valiosas y desinteresadas colaboraciones de Todos, hemos conseguido hacer de este, un maravilloso y enriquecedor fin de semana montañero. Gracias.

LM.