Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Memorias

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

VIII Edición Cordales Pegaso 2016

Marcha del Turrón - Comida del Club

Domingo, 18 de diciembre de 2016

Ha llegado el día, los participantes se levantan temprano camino de los lugares habituales donde les recogerán los autocares en los horarios y paradas establecidas. Es el día del cierre de la última actividad de esta VIII edición del "Trofeo Cordal" que el Club Pegaso viene realizando ininterrumpidamente año tras año.

Se trata de culminar 14 actividades a lo largo del año en los macizos centrales de la geografía española, Ayllón, Somosierra, Guadarrama y Gredos. Esta vez ha tocado  una cuerda emblemática en el territorio del Guadarrama, la cuerda que transita entre el Puerto de Guadarrama o Alto del León y el Collado de Marichiva, cercano al puerto de la Fuenfría y pasando por las no menos conocidas cumbres de las Peñotas con sus 1946 m. de altitud y la Peña del Águila que alcanza los 2009 m.

 

Recogidos todos los participantes en numero de 109 montañeros, aunque luego se incorporarán de un nuevo grupo que lo hacen en sus vehículos propios; los autocares se encaminan  a dejarnos en el propio aparcamiento del puerto de Guadarrama (1505 msnm). Previamente y antes de llegar a este lugar, los coordinadores de ambos autocares han procedido a dar las últimas indicaciones del desarrollo de la marcha, así como las pautas de seguridad necesaria en toda ruta de montaña.

Vemos bajar a todos los participantes de  los autocares, recoger las mochilas y preparar toda la indumentaria de calzado y abrigo para afrontar las primeras horas del día

Son las 9:38 h de una  mañana clara y luminosa, aunque algo fría pero sin viento que moleste y que haga complicado el avance, cuando se da la orden de inicio de la ruta. Los participantes van cruzando la N-6 con cuidado para no verse en dificultades con el tránsito de vehículos que cruza el propio puerto.

Inmediatamente y en el propio puerto se inicia la senda que en suave subida y en dirección noreste se ve señalizada con las marcas rojas y blancas del GR10.

Tras pasar una valla metálica, que es mejor pasarla por la izquierda que la valla está caída que por la propia puerta giratoria, y en poco más de medio kilómetro se alcanza el cerro de la Sevillana (1556 m).   

Cerro que en su parte superior todavía conserva uno de los búnkeres de la Guerra Civil, como se puede apreciar en la fotografía que acompaña este texto.

Es una zona llena de recuerdos y vestigios del frente de Guerra que estuvo clavado en estas lomas bastantes meses hasta la finalización de la misma.

El Grupo numeroso de participantes en las primeras lomas  de la ruta ya ha empezado a estirarse y se va percibiendo una considerable distancia entre los que conforman la cabecera con los que vamos cerrando, como escobas, toda la cordada.

Al ser un día claro y luminoso, invita  a la marcha relajada y contemplativa de buena parte de la Sierra de Guadarrama. El terreno para nada es monótono y durante el recorrido encontramos conjunto de rocas con diferentes formaciones que nos hacen recordar el paisaje de la Pedriza madrileña.

Avanzamos por una senda muy bien marcada, tanto en hitos como en señales de GR rojas y blancas. Ello  hace que prácticamente sea innecesario cualquier instrumento de orientación, en un día como es el que estamos disfrutando.

Se inicia un suave descenso que nos lleva al collado de la Sevillana (1496 msnm), para iniciar seguidamente la subida de apenas 30 m de altitud, para encontrarnos con el monumento al Arcipreste

 

 

 

 

 

 

 

de Hita (1529 msnm). Monumento situado entre el collado de la Sevillana y la Peña del Cuervo, y declarado monumento natural de interés nacional ! en 1930 a petición de la Real Academia Española de la Lengua.

Sin solución de continuidad y siempre por la cuerda en dirección noreste en continuo sube y baja, aunque de forma suave y por ancha senda, vamos pasando los diferentes puntos indicativos de este cordal, como el cerro Matalafuente (1674 msnm), el collado del mismo nombre (1645 m), la Peña del Cuervo (1715 m), el collado Mostajo (1648 m) para finalmente bajar unos metros más y encontrarnos con el denominado collado de Gibraltar (191m).

Hasta aquí hemos recorrido alrededor de 5,2 km, que es la mitad de la ruta que hemos denominado corta en el día de hoy y que prácticamente el recorrido ha sido de subidas y bajadas muy suaves.

Atisbamos en el horizonte la subida que nos espera, que no es otra que la que nos llevará a las Peñotas, primera gran altura del día de hoy y única de la ruta corta, cuya cima central es denominada como Pico Carpentier.

Nos hemos ido rezagando para no dejar atrás  a ningún componente de la cordada y vamos animando a una pareja que se van quedando rezagados para no distanciarse mucho de los que nos preceden.

La subida a la Peñota central la vemos desde el collado de Gibraltar como si fuera algo complicado de ascender, pero la montaña engaña desde lo lejos y a medida que nos vamos aproximando, la senda se hace más evidente y menos complicada de lo que parecía.  Comienza a verse los primeros neveros, nieves caídas recientemente porque está muy blanda, que se irá incrementando a medida que vamos ganando en altitud, pero que en ningún momento tenemos la sensación de pasar con dificultad, si bien avisamos en cola del Grupo de la necesidad de pisar con precaución porque en las zonas de umbría y sin mucha nieve se ha convertido en espejo de hielo.

La subida alrededor de 250 m desde el collado de Gibraltar al pico central de las Peñotas se realiza a través de un canchal que suavemente va ascendiendo, pero que en algunos tramos se hace necesario ayudarse con las manos para asegurar la progresión.

Cuando la patrulla escoba llega al pico central de la Peñota (1944 msnm) ya no quedan en la misma más que un pequeño grupo de participantes que comienzan a realizar el descenso de la propia plataforma donde se encuentra el punto geodésico.

Aprovechamos el grupo que cierra la cordada para subir a dicho punto animando a los que todavía quedaban para realizar la correspondiente foto y dejar constancia del paso del Pegaso por la cima de la Peñota, desplegando la bandera del Club.

Son las 12:00h y hemos tardado en hacer la primera parte de la travesía hasta el pico de la Peñota 2:20h.

Culminada la ascensión a la Peñota, seguimos dirección noreste, realizando una pequeña bajada, dejando la cima a la izquierda,  por una senda con nieve que hay que tener cuidado de no resbalar, hasta alcanzar de nuevo la loma entre las Peñotas. dejamos a nuestra derecha la cima norte del macizo de las Peñotas, a la cual no subimos y nos dirigimos directamente por la senda de bajada, hoy cubierta de nieve que hace fácil la progresión de dicho canchal, hasta el collado de Cerromalejo (1774 m) que en poco más de media hora alcanzamos. Aquí, como hemos informado en los autocares, se dividen las dos rutas previstas para el día de hoy, la que sube a la Peña del Águila comenzará su ascenso desde este lugar y, sin traspasar la linde la valla de piedra que se deja a la derecha, y los que hemos optado por la ruta directa, cruzamos la valla y buscando el sendero al otro de la valla nos conduce en bajada de alrededor 50 m de desnivel, hasta el cruce con la Calle Alta.

Al llegar a la calle Alta, verdadera pista de tránsito de vehículos todo terrenos autorizados, que va desde el puerto de la Fuenfría hasta el collado del Rey, la cruzamos y encaminándonos en dirección norte unos 200 m , encontramos los hitos del comienzo de la vereda de la Piñuela, senda que tomamos para iniciar la bajada final hasta nuestro destino. Ya en este último tramo vamos encontrando a algunos de los componentes de la cordada que también han elegido este itinerario.

Son las 13:00 h y nos queda aproximadamente unos 3 km en bajada  con un desnivel de alrededor de 250 m.

Alcanzamos la fuente de la Teja en las inmediaciones de los aparcamientos de las Dehesas de Cercedilla y enfrente del bar Cirilo, donde a continuación se procederá a la comida y la entrega de los trofeos a los premiados de esta edición del Trofeo Cordal 2016.

Son las 13:45 h, cuando damos por finalizada la actividad de montaña.

Hemos sido 115 los participantes en la ruta, de ellos 18 han estado cubiertos por el seguro individual de accidentes que tiene contratado el Club, el resto tenían la licencia FMM. El resto de los inscritos en la actividad sólo fueron a la comida prevista.

Desde la coordinación de esta actividad, quiero agradecer en primer lugar el comportamiento exquisito de todos los participantes en el desarrollo de la ruta. En segundo lugar a todos los que de una u otra manera hicieron labores de organización y control para el buen funcionamiento de la marcha y especialmente a la supervisora del Trofeo Cordal (Asun) que en ésta y en todas las anteriores actividades del Trofeo Cordal de este año 2016 ha estado al frente de la organización  y el buen desarrollo de cada una de ellas.

Y por último expresar el agradecimiento y honor a  todos los presentes en la comida del Club, por el cariño que noté en mi persona en este momento que dejo las funciones de trabajo de muchos años en la Dirección del Club. El calor recibido siempre estará presente en mí y lo llevaré como recuerdo. 

Coordinador: Pedro C